Reseña de la vigésima segunda Conferencia Anual Internacional del CHADD

Reseña de la vigésima segunda Conferencia Anual Internacional del CHADD

Atlanta, EEUU, 11-13 de noviembre del 2010

Dr. Armando Filomeno*

El título de la conferencia de este año fue “Caminos que llevan al Bienestar, a Mentes Sanas y a la Resiliencia”. A pesar de la crisis aún presente en el país anfitrión, la conferencia contó con más de mil doscientos asistentes —un público  variado involucrado con el TDAH— constituido por profesionales y por personas que presentan el trastorno: adultos y padres de niños y adolescentes.El jueves 11 de noviembre por la mañana, en el Foro Iberoamericano —coordinado por Gabriela Delgado Paulsen, Beatriz Duda y Norma Echavarría— se rindió homenaje a María Teresa Hill, presidenta fundadora del Foro, lamentablemente fallecida en marzo del presente año. Se recordó su infatigable labor de acercamiento entre los profesionales y las instituciones que se ocupan del TDAH en los países de habla hispana, que le valieron su incorporación al Hall de la Fama del CHADD en el 2009. Beatriz Duda presentó el libro Llévame a aprender, manual de coaching para el TDAH en la escuela primaria, publicado por el APDA en el 2010.También el jueves por la mañana, Jeffrey Newcorn, psiquiatra de niños y adolescentes, se ocupó de los avances en la neurobiología del TDAH y su aplicación al tratamiento de los pacientes; el tema pertenece al campo conocido actualmente como translational research(que podría traducirse al castellano como investigación traslacional  o investigación médica aplicada).El jueves por la tarde hubo una mesa redonda —con la participación de Russell Barkley, Sam Goldstein, Joel Nigg y Ann Abramowitz— sobre los cambios que se vislumbran para el DSM V con respecto a los criterios diagnósticos del TDAH. Se comentó en forma especial lo inadecuado que es el DSM IV para el diagnóstico en adultos y Barkley presentó 9 criterios diagnósticos que han demostrado ser de más utilidad.En la conferencia inaugural oficial, el jueves por la noche, Russell Barkley expuso— exhaustiva y magistralmente— sobre la importancia de la impulsividad emocional y la deficiente auto regulación emocional como componentes esenciales del TDAH, que guardan importante relación con la alta incidencia del trastorno negativista desafiante y las dificultades en las interacciones sociales de quienes tienen este trastorno.El viernes 12 por la mañana, en el Simposium sobre Investigación I, expusieron dos investigadores que recibieron la “Medalla Nacional de Ciencia” en el 2009: Michael Posner y Johanna Fowler, quienes han efectuado importantes estudios, mediante neuroimágenes, sobre aspectos básicos del funcionamiento cerebral relacionados con el TDAH. James Swanson mencionó que, en las cuatro décadas y media que han transcurrido desde que se empezó a otorgar esta medalla —se otorgan nueve por año— aproximadamente uno de cada diez de los premiados ha ganado luego el Premio Nobel.

El viernes por la tarde, Russell Barkley —en su conferencia sobre funciones ejecutivas en el TDAH— mencionó que el TDAH debería llamarse TDFE (EFDD en inglés): Trastorno por Déficit de las Funciones Ejecutivas. Para Barkley, la desatención es un efecto de la memoria de trabajo deficiente; la hiperactividad y la impulsividad serían un efecto de la deficiente inhibición. Aclaró, sin embargo, que no propone un cambio de nombre para el TDAH. Una mamá del auditorio, dijo que esperaba que no variara el nombre del trastorno, pues de otra manera su hijo no podría acogerse a las leyes que protegen a quienes tienen TDAH en los Estados Unidos.**

A la misma hora, Beatriz Duda y Maya Echegaray dictaron la conferencia “Coaching as an Educational Tool for Parents” (El coaching como herramienta educativa para los padres), que propone que los padres aprendan algunas estrategias de coaching para mejorar la comunicación con sus hijos.

También el viernes por la tarde, Jeff Newcorn en su conferencia sobre Actualización en Medicación, hizo especial énfasis en los nuevos medicamentos y en las nuevas presentaciones de los medicamentos clásicos. No le agradó mucho, sin embargo, que le preguntara por qué existía una aparente discrepancia entre los estudios formales de algunos medicamentos y los resultados que se ven, en el día a día, en los pacientes (en el “mundo real”). Las actividades del viernes concluyeron con una sesión vespertina por grupos de interés, correspondiéndonos el grupo internacional coordinado por José Bauermeister; allí  tuvimos ocasión de conocer, y de reencontrar, a profesionales de diversos países.

El sábado 13 por la mañana, en el Simposium de Investigación II, Susanna Visser, investigadora del CDC (Centers for Disease Control and Prevention), que tiene  su sede en Atlanta, reportó los resultados comparativos de la prevalencia del TDAH en niños de 4 a 17 años de edad en todos los Estados Unidos, entre los años 2003 y 2007. Mediante una encuesta telefónica en más de 90 mil hogares, se determinó el número de chicos que tenían el diagnóstico de TDAH, observándose un aumento del 7.8% en el 2003 al 9.5% en el 2007, siendo mayor el aumento en la población de origen hispano; también se observó un aumento en el porcentaje de quienes se medican, aunque sólo lo hacen alrededor de las dos terceras partes de quienes tienen TDAH. Se están efectuando nuevos estudios con respecto al significado de estas cifras.
En este enlace puede verse el reporte del estudio.

El sábado por la tarde Edward Aull, un especialista en pediatría del desarrollo y la conducta, compartió con los asistentes su amplia experiencia en el síndrome de Asperger y en el TDAH. Él tiene el respetable punto de vista de que el TDAH  y la ansiedad no son trastornos asociados al síndrome de Asperger, sino que son parte fundamental del mismo. Otra perla de la presentación de Aull es que, en su experiencia, los pacientes con Asperger necesitan y toleran bajas dosis de los medicamentos usados para el TDAH. Cerró la tarde la conferencia de Oren Mason —Nuevas Estrategias Medicamentosas en el TDAH— que, para mi gusto, puso un excesivo énfasis en medicamentos y formas de presentación nuevos, en desmedro de los medicamentos de probada efectividad.

Como es usual, las Conferencias Anuales Internacionales del CHADD presentan temas interesantes y enfoques variados sobre ellos, siendo además una ocasión de escuchar el punto de vista de los pacientes y de sus familiares.

__________
*Neurólogo asesor del APDA. Correo electrónico: armandofilomeno@yahoo.com

** En nuestro país, debido a la indiferencia de los congresistas, los dos proyectos de ley auspiciados por el APDA, en apoyo de quienes tienen TDAH, fueron archivados y olvidados sin siquiera discutirlos. Enlace al segundo de los proyectos.
Artículo publicado en el boletín electrónico n° 26 del APDA, el 15 de diciembre del 2010.

Comparte este artículo en