Recomendaciones para padres de familia

Recomendaciones para padres de familia

PADRE O MADRE DE FAMILIA 

  • Infórmese sobre el TDAH
  • Involucre a su familia (pareja, otros hijos, abuelos, etc.) en el tratamiento de este trastorno, conversando y leyendo sobre el tema
  • Comparta esta información con los docentes del colegio de su hijo
  • Intercambie experiencias e información con mamás que también tengan un hijo con TDAH
  • Mantenga una buena relación con los profesores de su hijo; considere la posibilidad de  participar como delegada del salón en algún momento
  • Háblele a su hijo con claridad, firmeza y cariño (si está alterada es mejor no decirle nada hasta haberse calmado)
  • Establezca horarios fijos para las comidas y hora de acostarse.
  • Haga que el momento de irse a dormir sea agradable (léale un cuento o léalo con él, acompáñelo un rato para conversar tranquilamente)
  • Reconozca su buen comportamiento y desempeño, felicitándolo y alentándolo
  • Descubra qué habilidades tiene su hijo y haga todo lo posible por estimularlas. Es muy importante que su hijo se sienta a gusto en alguna actividad (que puede ser diferente a los estudios) y de ser posible, que destaque en ella
  • Planifique cómo enfrentar determinadas situaciones problemáticas que suelan presentarse, para actuar adecuadamente cuando llegue el momento
  • Busque momentos de relax (deporte, salir con amigas, etc.), pues la ayudarán a tener más paciencia con su hijo
  • Procure que las comidas familiares se desarrollen en un ambiente apacible que favorezca la comunicación
  • Mantenga el buen humor
  • Haga que su hijo firme un compromiso con usted con relación al problema más importante del momento, señalando la consecuencia que se derivará de su incumplimiento
  • Evite que pase mucho rato frente a la TV (media hora de TV recreativa y media hora de TV educativa es una buena posibilidad)
  • Redúzca los videojuegos a un mínimo, utilizándolos como premio al cumplimiento en el estudio o en el control de su conducta
  • Comparta momentos con sus hijos que no tienen TDAH y agradézcales su apoyo
  • Corrija primero los problemas más importantes y pase por alto los otros; más adelante llegará el momento de abordarlos
  • Dé reconocimiento inmediato a lo que haga bien su hijo; la corrección de lo que hace mal también debe ser inmediata
  • Infórmese sobre técnicas de relajación y enséñeselas a su hijo

 

 

Comparte este artículo en