Pensamiento en red, de Sonia Abadi

Pensamiento en red, de Sonia Abadi

Manuela Tapia Cortese

Atravesamos actualmente por un periodo de crisis global que requiere, más que nunca, que adoptemos disposiciones acertadas, decisiones que nos permitan enfrentar todo el espectro de dificultades que este conlleva. Hacer uso de nuestra creatividad representa no solo una salida viable, sino necesaria en estos tiempos de caos y dispersión.

Pensamiento en red. Una nueva disciplina para crear, realizar y vivir, de Sonia Abadi, es un libro dirigido a organizaciones pero que, sin embargo, se adapta a diferentes ámbitos de la vida social, e incluso al personal. El texto plantea un interesante modelo acerca del funcionamiento de nuestros procesos mentales, sobre todo de nuestros procesos creativos, haciendo una distinción entre lo que la autora denomina pensamiento lineal y el pensamiento en red.

A diferencia del pensamiento lineal, que se caracteriza por operar de manera refleja al modo estimulo-respuesta, el pensamiento en red opera de manera abierta, interconectada y fluida. “El pensamiento en red es –dice Abadi– un estado de la mente que permite mantenerse, a la vez, imaginando y realizando, alerta y soñando despierto, trabajando y jugando, entre la fantasía y la realidad, con las propias ideas e interactuando con la mente de otros y el mundo que nos rodea” (p. 33).

El modelo de Pensamiento en red se alimenta de otras disciplinas como la psicología, las neurociencias, la sociología, las teorías de redes complejas y las nuevas teorías de comunicación.

Lo interesante del pensamiento en red es que permite un entrenamiento que modifica los circuitos neuronales enriqueciendo nuestros procesos creativos. Más cuando se trata de cumplir las demandas de un sistema que no siempre apela a nuestro ser integrado, sino a esa parte que es capaz de responder casi como si fuéramos una máquina programada.

El libro está dividido en pequeños e interesantes capítulos que pueden leerse por separado y que explican, de manera didáctica, las diferentes situaciones a las que nos vemos expuestos en el día a día.

La autora logra detectar las disposiciones emocionales que se ponen en juego a la hora de “enfrentar el mundo”, retratando de manera aguda situaciones de dificultad empática, postergación del proceso creativo, etc. Nos invita a reconocernos en situaciones de estancamiento creativo, para luego proponer una serie de soluciones alternativas.

Finalmente, Abadi propone a lo largo del libro una serie de ejercicios que apuntan a entender la claridad como una respuesta que se entrena, producto de un trabajo sistemático que nos lleva “en el proceso” a sentirnos más vivos.

Puede encontrar los primeros capítulos del libro en http://red-activa.blogspot.com
Para saber más de pensamiento en Red visite http://www.pensamientoenred.com.ar

Comparte este artículo en