Empezar el colegio con el pie derecho

Empezar el colegio con el pie derecho

Lic. Camila Fosca

Aceptar el fin de las vacaciones de verano e iniciar un nuevo año escolar puede ser difícil para muchos niños con TDAH y para sus padres.

¿Cómo empezar el colegio con el pie derecho? Algunas alternativas a considerar serían: mirar el futuro y no el pasado, pensar en positivo, entender este nuevo año académico como una  oportunidad.

Podríamos aplicar el término “proactividad”, que popularizó S.R. Covey, para iniciar este nuevo periodo escolar y así tener la convicción de que los niños con TDAH tienen la capacidad para tener éxito y de que este será producto de las decisiones y del esfuerzo y no de las condiciones ambientales, genéticas o familiares. Por lo tanto, diríamos que los padres con actitud proactiva tomarán la iniciativa para desarrollar acciones creativas que generen mejoras para sus hijos.

Con esta actitud, el TDAH deja de ser entendido como un limitante o una justificación para ser considerado, por el contrario, un conjunto de características diferentes que pueden ser aprovechadas en beneficio del niño.

Las investigaciones y la experiencia en la práctica privada nos dicen que los niños con TDAH tienen la autoestima baja como resultado de una historia de vida cargada de muchas frustraciones y de recurrentes fracasos. ¿Qué se puede hacer? Simplemente empezar el año escolar con buena disposición, organización, comprensión, comunicación y sobre todo mucha motivación.

A continuación, una pequeña lista de posibles estrategias que ayudan a los niños con TDAH a empezar el año con el pie derecho. Recordemos previamente que para que cualquier estrategia funcione es necesario: Que los padres tengan confianza en el potencial de sus hijos con TDAH y que tengan constancia en su esfuerzo por ayudarlos. Que exista compromiso por parte del colegio. Y sobre todo, que los niños estén motivados.

Tips de motivación para los chicos
• Recordarles a los chicos sus aspectos positivos.
• Explicar lo que se espera de ellos (conducta, orden, tareas, esfuerzo, etc.).
• Pegar un post-it con alguna frase motivadora en la primera hoja de algún cuaderno.
• Esconder una pequeña sorpresa en la lonchera (frunas, caramelos) y decirles que la busquen en el recreo como premio a su esfuerzo durante el día.
• Recibir a los chicos de regreso en casa con actitud positiva.
• Al preparar el material para el colegio (forrar cuadernos, hacer la mochila, etc.), conversar con los chicos sobre algún curso (¿Qué te gustaría aprender este año en biología? ¿Sabías que este año estudiarás las pirámides de Egipto? Me han contado que tu nuevo profesor de mate es superbueno y divertido, etc.).
• Preparar con los chicos carteles motivadores y pegarlos en su lugar de estudio (“Silencio, estoy estudiando”. “Antes de jugar quiero terminar mi tarea”).
• Crear un individual motivador (imprimir una hoja blanca y plastificarla) para que el chico lo vea durante el desayuno.
• Dedicar tiempo de calidad a los chicos individualmente.

Tips para organizar la casa (horarios y tareas)
• Determinar el lugar para hacer tareas y estudiar.
• Colocar un porta útiles con todos los útiles de escritorio necesarios (lápices, colores, plumones, borrador, tajador, perforador, engrapador, regla, tijera, etc.).
• Colocar una canastilla con hojas en blanco.
• Preparar con el niño una lista con la secuencia ideal de actividades diarias de estudio (1. Revisar el cuaderno de tareas. 2. Completar mis tareas. 3. Ordenar mi mochila para el día siguiente. 4. Dejar el cuaderno de tareas sobre el escritorio para que lo firme mi mamá).
• Elaborar un checklist del material que deben llevar los chicos todos los días (cartuchera, libros, cuadernos, cuaderno de tareas, lonchera…) y colocarlo en algún lugar visible.
• Elaborar un checklist de preguntas de autoayuda sobre las cosas que deben hacer los chicos antes de salir de casa (¿me lave los dientes?, ¿puse en mi mochila el cuaderno de tareas?, ¿me despedí de mi papá?, ¿terminé mi desayuno?, ¿tengo mi mochila, mi lonchera y mi casaca?, ¿tome mi pastilla?).
• Despertar a los chicos un poco más temprano, darles unos minutos para estirarse en la cama. Tener un pequeño margen de tiempo ayuda a evitar conflictos en la casa desde temprano.
• Tener un corcho o una pizarra para colocar recordatorios, frases motivadoras.
• Colocar en la pared una copia del horario del colegio.
• Colocar en la pared un calendario mensual para programar los exámenes, paseos, entregas de trabajos, cumpleaños, etc.

Tips de organización del material académico
• Asignar a cada curso un color.
• Forrar los libros y cuadernos de cada curso con un color diferente.
• Utilizar etiquetas o elementos motivadores en los cuadernos.
• Hacer carátulas divertidas.
• Preparar una cartuchera completa, práctica y útil.
• Marcar todos los materiales con el nombre o iniciales de los niños.
• Utilizar una mochila con pocos bolsillos.
• Involucrar a los chicos en la compra del material (permitirles elegir algunos materiales: tajador, borrador, lonchera).
• Al comprar libros de texto contarles un poquito sobre su contenido.

Tips de vínculos con el colegio
• Coordinar una reunión con el tutor y con cada profesor durante la primera semana de clases para explicarles detalladamente las características del niño.
• Pedir los correos electrónicos de los profesores.
• Enviar por e-mail información sobre el TDAH a los profesores.
• Establecer una relación de equipo con los profesores, valorando desde el inicio su trabajo.
• Escribir un e-mail a los profesores con los datos de los padres (teléfonos, celulares, e-mails) pidiéndoles estar en contacto directo y continuo.

Tips para tomar la medicación
• Colocar en la refrigeradora un horario con la prescripción de la medicación.
• Asignar un responsable para recordar o dar la medicación al niño. En el caso de los adolescentes preguntarles cómo les gustaría a ellos que se les recuerde tomar su medicación.
• Comunicarse con el colegio y buscar apoyo para la administración de la medicación en el horario de clases.
• Explicar a los niños por qué y para qué toman su medicación.
• Hacer un juego de roles con los chicos para ayudarlos a anticipar posibles preguntas o comentarios de sus compañeros.

Lista de palabras y frases motivadoras
Perfecto; eres el mejor; sobresaliente; sigue así; lo haces muy bien; cómo has mejorado; estoy orgullosa de ti; muy bien; genial, eres brillante; te felicito; qué bien lo haces; confío en ti; bravo; felicitaciones; cada día lo haces mejor; excelente; eres audaz; enhorabuena; qué lindo; eres bonita; eres muy guapo; te escucho; qué servicial; eres amable; magnífico; valiente; bravo; espléndido; estupendo; asombroso; muy creativo; maravilloso; sorprendente, extraordinario; buen trabajo; admirable; fenomenal; eres único.

Aplicar estas u otras estrategias desde el inicio del año escolar trae a las familias una nueva oportunidad: los padres y los niños con TDAH deben permitirse empezar con el pie derecho!!!
¡¡¡Éxitos!!!

__________________
Camila Fosca es Licenciada en Educación, especialista en lenguaje y aprendizaje por la UNIFE. E-mail: camilafosca@gmail.com

Artículo aparecido en el boletín electrónico nº 18 del APDA, del 31 de marzo del 2008.

Comparte este artículo en