Periodismo médico

¿Electrocardiograma en niños con TDAH que reciben tratamiento?

Dr. Armando Filomeno

En una declaración emitida el 21 de abril del 2008, la American Heart Association (AHA) (1) recomienda efectuar un electrocardiograma (ECG) a los niños con TDAH (2) antes de iniciarse el tratamiento con medicamentos estimulantes, o durante dicho tratamiento a quienes no se les hubiera efectuado dicho examen; en nuestro país el único medicamento de este grupo es el metilfenidato (Ritalin). La nota de prensa menciona que el riesgo del tratamiento, desde el punto de vista cardíaco, en un niño sano es insignificante pero que el ECG serviría para detectar una enfermedad del corazón que no se hubiera manifestado hasta ese momento y que hiciera que el tratamiento significara un riesgo de muerte súbita de origen cardíco. El artículo completo de la AHA es de libre acceso en la Internet (3).

Si bien la declaración de prensa arriba mencionada puede ser interpretada como un intento de proteger al máximo a los pacientes, el enfoque periodístico de esta noticia está causando nuevas preocupaciones a los padres que han optado por el tratamiento científico del TDAH. El 26 de abril, la revista sabatina del más importante diario peruano se ocupa del tema presentando los hechos, pero con encabezamiento y subtítulos que han alarmado a los padres de muchos pacientes en nuestro país (4).

Considero que el punto de vista de los profesionales expertos en el diagnóstico y tratamiento del TDAH está muy bien representado por Steven Pliszka (5) (psiquiatra de niños y adolescentes), quien expresa que no existe evidencia de que el riesgo de muerte súbita sea mayor en niños tratados con estimulantes, que en los niños que no reciben este tratamiento; también menciona las dificultades y el costo que se originarían al efectuar un ECG, que podrían desalentar a los padres de tratar a sus hijos. Debo mencionar que Pliszka, quien es un reconocido experto en el TDAH, escribió un artículo para el boletín electrónico del APDA, que puede ser leído en nuestra página web (6).

Andrew Adesman (especialista en pediatría del desarrollo y de la conducta) en un blog del CHADD (7) considera que la declaración de la AHA convierte un proceso seguro en un proceso aún más seguro (se refiere al tratamiento del TDAH con medicamentos estimulantes), enfatiza las dificultades que ocasionará a los padres de los pacientes en los EEUU el cumplimiento de las recomendaciones de la AHA y sugiere caminos para resolver los problemas que se presentarán en el día a día (8).

Sugerencias para la práctica diaria
Con respecto a la conveniencia de efectuar un electrocardiograma, en niños y adolescentes con TDAH que van a ser tratados —o que están siendo tratados— con medicamentos estimulantes, recomiendo considerar las siguientes situaciones:

Debe efectuarse
–  Cuando existe el antecedente de algún problema cardíaco detectado previamente.
– Cuando existe historia de síntomas que puedan sugerir enfermedad cardíaca: palpitaciones, pulso acelerado, pulso irregular, dolor al pecho, sensación de falta de aire, desmayo o haber estado a punto de desmayarse, siendo todo esto es más importante si ha ocurrido en relación con el ejercicio.
–  Cuando existe historia de muerte súbita de algún niño o joven en la familia cercana.
–  Cuando al examen se detecta soplo cardíaco, aumento en la presión arterial, taquicardia o arritmia.
En cualquiera de las situaciones mencionadas, en caso de duda debe efectuarse el ECG.

Es recomendable efectuarlo
–  En quien practica un deporte en forma competitiva.

Es opcional efectuarlo
–  Cuando no existe ninguna de las situaciones mencionadas, o sea en la mayoría de niños y adolescentes con TDAH que van a iniciar tratamiento con medicamentos estimulantes, o que ya los están recibiendo.

En este último caso, son los padres quienes deben decidir libremente si desean efectuar este examen, dado el insignificante riesgo que implica el tratamiento con medicamentos estimulantes en un niño sin evidencia alguna de enfermedad cardíaca. Como figura en el artículo original de la AHA  “No se sabe si el riesgo de muerte súbita de origen cardíaco en quien toma estimulantes es mayor que en la población en general o que el procedimiento descrito disminuirá el riesgo…” (9). Es conveniente, sin embargo que el médico tratante converse con los padres sobre este tema, dada la cobertura mediática que está recibiendo.

Para evitar una interpretación errónea del electrocardiograma —que dé una falsa seguridad o que complique las cosas innecesariamente— recomiendo que dicho examen se efectúe como parte de una evaluación efectuada por un cardiólogo pediatra. Estas sugerencias responden a la situación actual, originada en los EEUU y que ha alcanzado difusión global. En esta página web —como ha ocurrido en casos similares— se hará un seguimiento al curso de los acontecimientos.

Concluyo este artículo mencionando que el debate actual puede considerarse una secuela de la alarma sobre el metilfenidato que ocurrió hace dos años y que tuvo un mes y medio de duración; fue reseñada y se le hizo seguimiento en la web del APDA (10).

Adenda
3.5.2008. Debido a la injustificada alarma  producida por la nota periodística que se menciona en le segundo párrafo de este artículo, envié una carta a la revista Somos, que lamentablemente no fue publicada. Enlace.

18.5.2008. La American Heart Association, como era de esperarse, publicó el 16 de mayo —conjuntamente con la American Academy of Pediatrics— una declaración que modera y modifica aquella que emitió el 21 de abril. Entre otras cosas, acepta que no hay evidencia de que los medicamentos que se usan para tratar el TDAH causen condiciones cardíacas o muerte súbita. Reconoce que —luego de una evaluación cuidadosa— queda a criterio del médico tratante pedir o no un ECG y monitorear los posibles efectos de estos medicamentos sobre la presión arterial y la frecuencia cardíaca en los niños con condiciones cardíacas. Esta declaración conjunta —que ha sido refrendada, entre otras instituciones, por el CHADD y por la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry— pone punto final a una situación que ha causado preocupaciones innecesarias a muchos padres de niños con TDAH que reciben tratamiento con medicamentos estimulantes. Enlace a la declaración, a través de la página web del CHADD:
http://www.chadd.org/AM/Template.cfm?Section=Press_Releases1&Template=/CM/ContentDisplay.cfm&ContentID=6434

____________________
El Dr. Armando Filomeno es neurólogo asesor del APDA. Miembro  de la Junta Asesora Profesional de la AD/HD Global Network. Miembro profesional del CHADD. armandofilomeno@telefonica.net.pe

Artículo aparecido en esta página web el 28 de abril del 2008.

Notas:

(1) Nota de prensa de la American Heart Association.
http://americanheart.mediaroom.com/index.php?s=43&item=398
(2) Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad.
(3) Artículo original en la revista Circulation:
http://circ.ahajournals.org/cgi/reprint/CIRCULATIONAHA.107.189473
(4) Directo al corazón. El Ritalin y las enfermedades cardiacas. Revista Somos del diario El Comercio de Lima. Nº 1116, página 14. 26 de abril del 2008.
(5) Declaraciones de Steven Pliszka, M.D. a ABC News:
http://abcnews.go.com/Health/CardiacHealth/WireStory?id=4697316&page=2
(6) http://www.deficitdeatencionperu.org/pliszkacastellano.htm
(7) Children and Adults with Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder.
(8) Artículo de Andrew Adesman, M.D. en blog del CHADD:
http://www.chaddleadershipblog.blogspot.com/
(9) Enlace de la nota (3), pag 2418.
(10) http://www.deficitdeatencionperu.org/fda.htm

Los enemigos del TDAH y de su tratamiento científico en “You Tube”

Dr. Armando Filomeno

Hace unos días llegó a mi correo electrónico (en una de esas cadenas de la Internet a las que no suelo hacer caso), el enlace a un video en inglés, que es un “pot pourri” —olla podrida literalmente; mezcolanza en sentido figurado—  que se inicia con escenas dramáticas de lo que podría ser la mala utilización de la psiquiatría por estados totalitarios en la posguerra pero aplicadas, al parecer, a la práctica psiquiátrica actual por los autores del video. Luego, un psiquiatra de procedencia húngara cuestiona —de manera histriónica— el diagnóstico del TDAH, según él porque no se puede efectuar mediante análisis de sangre o radiografías; una osteópata recita los efectos secundarios del Ritalin de acuerdo a la posología que viene con el medicamento y un neurólogo —cuyo punto de vista no representa el de sus colegas de especialidad— se adhiere a los comentarios del psiquiatra.

A continuación se afirma —en escenas fuertemente dramáticas— que algunos de los adolescentes que participaron en las matanzas en series de las escuelas norteamericanas de los últimos años tomaban o habían tomado medicamentos antidepresivos. Luego hay testimonios sobre presuntos efectos presentados por niños al tomar Ritalin y antidepresivos, acompañados de quejas sobre la manera como, según ellos, las autoridades de los EEUU obligan a los padres a medicar a sus niños y se los quitan cuando no lo hacen. Después se mencionan casos de muertes de niños, supuestamente por Ritalin, por Zoloft (suicidio) y por desipramina.

Videos como este se aprovechan del resentimiento que existe en algunas personas en los EEUU hacia lo que consideran un abuso de las instituciones educativas de su país, que según ellas va en desmedro del derecho de los padres a hacer lo que quieran con sus hijos, aunque esto vaya contra el bienestar de ellos y contra los conocimientos científicos de nuestra época. Dichas personas reaccionan contra la decisión de las autoridades escolares de pedir una evaluación médica especializada de los alumnos que tienen y crean problemas y de “exigir” que los niños tomen la medicación prescrita por los expertos.

Como comentario final a este video —que como mencioné al inicio es una total mezcolanza— hay que decir que nadie ha demostrado que el metilfenidato (Ritalin) sea riesgoso para el corazón, si quien lo toma no es un niño con una cardiopatía congénita o un adulto con alguna enfermedad cardíaca. Con respecto a la desipramina y otros antidepresivos tricíclicos, debe decirse que se han reportado varios casos de muerte súbita en niños que los tomaban, por lo que es preferible no utilizarlos en pacientes de edad pediátrica; por otro lado no son medicamentos de primera ni segunda línea para el TDAH, por lo que su uso en este trastorno no es recomendable. El tema del suicidio en niños inducido por los antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS, o SSRI en inglés) está en debate actualmente, considerándose que pueden provocar ideación suicida; hay que hacer notar que estos medicamentos no se emplean en el tratamiento del TDAH por no ser efectivos.

Es lamentable que los padres que honesta e inteligentemente optan por el tratamiento más efectivo para sus hijos con el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), tengan que estar expuestos a información alarmante y malintencionada como ésta, que puede llevarlos a interrumpir la medicación y a perjudicar con ello a sus hijos; cuando se den cuenta del error que han cometido, el daño causado involuntariamente a ellos puede ser ya irreparable.

____________________
El Dr. Filomeno es neurólogo asesor del APDA. Miembro  de la Junta Asesora Profesional de la AD/HD Global Network. Miembro profesional del CHADD.
Correo electrónico: armandofilomeno@telefonica.net.pe

Artículo escrito el 6.4.2008.

Los periodistas y el TDAH: dos actitudes opuestas

Dr. Armando Filomeno

El periodismo, según como se ejerza, puede ser la más noble de las profesiones o el más vil de los oficios. Luis Miró Quesada de la Guerra.

Parecería que el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y su tratamiento, se han convertido en los últimos años —debido a la importancia que se les está reconociendo— en temas favoritos de los periodistas, a menudo en un sentido negativo. Muchas personas que se expresan a través de medios de comunicación, se creen con derecho a hacer cualquier afirmación, a repetir cualquier frase, a inventar a un supuesto experto o a reproducir cualquier artículo o programa de la más discutible veracidad. Varias de estas situaciones han sido comentadas en la página web del APDA (1) y figuran en el apéndice 3 de la segunda edición de mi libro sobre déficit de atención (2). En el último año y medio se han dado varios casos de este tipo, tres de los cuales paso a relatar por tratarse de gente que goza de credibilidad en áreas ajenas al TDAH y su tratamiento.

Zapatero a tus zapatos. Antiguo proverbio.

Caso 1.

Se trata de un periodista de televisión que se ha hecho conocido por sus agudos comentarios políticos y por sus críticas a los gobiernos de las últimas décadas, democráticos o autoritarios; reprodujo lo que parecía ser un programa propalado por alguna estación de televisión de los EE.UU., con subtítulos en castellano. Por pura casualidad, zapeando, me topé con lo que tenía la apariencia de un mal programa cómico (con las consabidas risas incorporadas), por lo que no le presté mayor atención y cambié prontamente de canal; luego de unos minutos, recibí la llamada telefónica de la madre de un paciente mío, quien estaba alarmada por las barbaridades que allí se decían. Lo que alcancé a ver del programa era una especie de versión algo ampliada de un video que ha estado colgado en YouTube desde hace cerca de año y medio, y que fue comentado por mí en abril del 2008 (3). En dicho video, que carece totalmente de valor y de credibilidad, falsos expertos dicen disparates sobre el diagnóstico y tratamiento del TDAH e incorporan de manera totalmente arbitraria los casos de tiroteos en las escuelas norteamericanas de los últimos años. El video mencionado —y su rebote en el programa peruano— alarmaron injusta e innecesariamente a muchos padres de chicos con TDAH, que han optado por el tratamiento científico del TDAH.

Caso 2.

Es una periodista —conocida por su página de entrevistas, mayormente a personajes de la farándula, en la revista semanal de un importante diario— que escribió un artículo en su blog, cuyo título es un apodo puesto por ella a los niños que toman el medicamento más efectivo para el TDAH; dicho apodo hace alusión al nombre comercial original del medicamento. El artículo mencionado —que igualmente causó mucho daño en su momento— carece de un mínimo conocimiento sobre el tema y repite las falsedades que usualmente se dicen sobre el TDAH y su tratamiento.

Caso 3.

Columnista en la misma revista semanal, conocido actualmente como cronista turístico. Sobre la base de una información que supuestamente recibió —errada en un par de ceros— se lanza a sacar conclusiones discutibles, a criticar el tratamiento más efectivo para el TDAH y a insinuar irresponsablemente que los profesionales médicos que prescriben el mejor medicamento  para este trastorno están coludidos con la industria farmacéutica; un aspecto de la información maliciosa del artículo en la mencionada columna, es la mezcolanza en la que incurre. Ante las cartas aclaratorias se niega a reconocer sus errores y reincide con nuevo artículo plagado de falacias.

Lo que no saben estos periodistas (o tal vez no les importe), es el daño que causan a muchos miles de personas en nuestro país que tienen este diagnóstico y que siguen el tratamiento recomendado por el estado actual de los conocimientos.

El periodismo como servicio

Contrastando nítidamente con los anteriores, existen periodistas que toman en serio su profesión y la ponen al servicio de la sociedad, en vez de utilizarla en beneficio personal. Los tres ejemplos que siguen son ilustrativos.

Ejemplo 1.

Esta periodista —de uno de los suplementos dominicales de un importante diario— ha escrito un excelente reportaje sobre el TDAH en los adultos y su tratamiento, que ha orientado positivamente a la opinión pública sobre el tema. También publicó una entrevista al autor de esta nota, en la que se aclararon interpretaciones antojadizas aparecidas en un medio de comunicación que tiene difusión mundial.

Ejemplo 2.

Inteligente y honesto médico pediatra que —en un programa de la televisión por cable— informa seriamente sobre los problemas médicos más variados, incluyendo el TDAH. Se preocupa por invitar a profesionales que conocen el tema; sus opiniones y comentarios son equilibrados.

Ejemplo 3.

Carismático periodista de radio y televisión. Sus invitados son de un amplísimo espectro y sus temas de los más variados. Cuando se ocupó del TDAH, el programa televisivo por cable y los programas radiales fueron excelentes.

Si un perro muerde a un hombre, no es noticia; si un hombre muerde a un perro, sí es noticia. Anónimo.

En las seis situaciones precedentes se resume todo el espectro periodístico en lo que se refiere al TDAH. Al lado de programas de televisión y de artículos y reportajes periodísticos en los cuales se entrevista a quienes conocen del tema —y que presentan el estado actual de los conocimientos sobre el TDAH—, el periodismo sensacionalista e irresponsable logra llamar más la atención y lleva a que a muchos niños y adultos con el trastorno que nos ocupa, no se les inicie el correcto tratamiento o se les interrumpa antes de tiempo por temor.

El autor de este artículo, personas allegadas a la Asociación Peruana de Déficit de Atención —y en un caso puntual, una periodista del mismo diario— se han dirigido al autor o a la autora de alguna publicación en falta, la mayor parte de veces sin éxito, en su intento de aclarar los hechos reales alrededor de las noticias alarmantes. Lo positivo de todo esto es que los padres de los pacientes con TDAH y los adultos con este trastorno, cada día reciben más información correcta sobre el tema, lo que los hace en cierto modo inmunes a la desinformación maliciosa a este respecto.

Algo que hermana a los periodistas presentados como los casos 1, 2 y 3, es que citan (implícita o explícitamente), como autoridad, a un psiquiatra húngaro residente en los Estados Unidos, quien es un desconocido en el mundo del TDAH de dicho país, y llega a hacer afirmaciones tan ridículas como que el diagnóstico del mencionado trastorno carece de validez porque no se puede efectuar mediante exámenes de laboratorio o radiografías, en total contraposición a los conocimientos de la medicina científica de nuestra época.

Para concluir, puedo afirmar que el periodismo mencionado en el párrafo anterior atenta contra los derechos de muchísimos niños y adolescentes de nuestro país ―el 5 al 10 por ciento de la población escolar― para quienes un diagnóstico oportuno y un tratamiento científico  van a ser de gran ayuda para convertirse en adultos exitosos.

(1) www.deficitdeatencionperu.org
Ver especialmente varios artículos en “Periodismo médico”. Enlace.
(2) Filomeno, Armando. El niño con déficit de atención o hiperactividad: cómo pasar del fracaso al éxito. Universidad Peruana Cayetano Heredia. Segunda edición. 2009.
(3) Los enemigos del TDAH y de su tratamiento científico en YouTube. Enlace.

__________
El Dr. Armando Filomeno es neurólogo asesor del APDA, miembro  de la Junta Asesora Profesional de la AD/HD Global Network y miembro profesional del CHADD. Correo electrónico: armandofilomeno@telefonica.net.pe

Artículo publicado en la página web del APDA en agosto del 2009.

Lamentable desabastecimiento de Ritalin de 10 mg y de Ritalin LA de 20 mg

Dr. Armando Filomeno

El lunes 18 de abril del 2011 me enteré de que mis pacientes no podían comprar Ritalin de 10 mg (de liberación inmediata) en las farmacias y boticas de Lima, por no haber enviado el laboratorio Novartis dicho medicamento a la empresa que lo distribuye. La información que nos ha dado el laboratorio farmacéutico es que ha habido una fuerte venta —no programada— a ESSALUD*, que ha agotado el stock de dicho producto; como los trámites de importación son engorrosos y toman mucho tiempo (por ser un producto controlado), será imposible reiniciar su distribución antes del 26 de mayo.

Se trata de un típico caso de “desvestir a un santo para vestir a otro”. En vez de hacer lo razonable: importar un lote especial para ESSALUD, Novartis optó por desabastecer a la farmacias y boticas del país y dejar desprotegidos a los muchos pacientes con TDAH —mayoritariamente niños— que necesitan tomar diariamente el Ritalin de 10 mg de liberación inmediata para funcionar adecuadamente en el colegio, o en el trabajo, y en la casa. A muchas familias, por lo tanto, les esperan cinco semanas de angustia.

Como es sabido, el Ritalin de 10 mg es el único metilfenidato de liberación inmediata que existe en el mercado nacional. Es indispensable para el inicio de la medicación en la mayoría de los pacientes, y como dosis de mantenimiento en niños pequeños y en personas de cualquier edad que necesitan —o que sólo toleran— dosis pequeñas del medicamento; también es de gran utilidad para quienes sólo necesitan tomar metilfenidato en situaciones puntuales, no requiriendo de una cobertura de muchas horas. Asimismo es necesario para quienes prefieren, o sólo pueden comprar, el metilfenidato de liberación inmediata; también es útil para complementar en efecto del metilfenidato de larga duración —con respecto a la intensidad— o cuando se requiere una duración aún mayor.

Lamentablemente, esta no es la primera vez que ocurre un desabastecimiento de Ritalin, como puede constatarse en los siguientes artículos publicados en la página web del APDA (sólo es posible acceder a los artículos copiando el respectivo URL en el navegador web):
Artículo del 2006:
http://www.deficitdeatencionperu.org/periodismo-m-dico/la-escasez-del-ritalin-los-pacientes-no-deben-quedar-desprotegidos.html
Artículo del 2007:
http://www.deficitdeatencionperu.org/principal/desabastecimiento-de-ritalin-la-de-20-mg-en-el-per.html
Esperemos que esta vez sí se aprenda de la experiencia.

A continuación, fragmentos de los artículos del 2006 y del 2007:

Quien escribe este artículo es el médico peruano que más ha defendido al Ritalin […] en privado y en público ante los injustificados ataques de que ha sido objeto en los últimos años. Ante los padres de niños con TDAH, ha dedicado innumerables horas a explicarles que es el medicamento de utilidad más demostrada, de efecto más rápido, más inocuo, más barato, etc., para el trastorno mencionado […]. En artículos, conferencias y entrevistas ha expresado claramente sus puntos de vista —de acuerdo a los conocimientos actuales— a favor de este medicamento […].

Por lo anterior tiene todo el derecho a expresar su indignación ante el maltrato del que han sido objeto los numerosos pacientes —niños y adultos— que tienen TDAH en el Perú y quienes se han visto obligados a interrumpir su tratamiento con Ritalin, medicamento que les era muy útil para ayudarlos a llevar una vida escolar, laboral, familiar y personal satisfactoria. Durante 15 días fue imposible conseguir este medicamento en las boticas y farmacias del Perú […].  
 
[…] La venta de un medicamento no puede considerarse un negocio como cualquier otro, pues por encima de todo está la responsabilidad social hacia los pacientes y sus familias […].

SEGUIMIENTO:
17.5.2011. En los últimos días ha empezado a escasear también el Ritalin LA de 20 mg. Si bien aún puede conseguirse en muchas farmacias y boticas, el laboratorio Novartis no está atendiendo el pedido de nuevos lotes.
20.5.2011. Se hace más notoria la escasez de Ritalin LA de 20 mg, que ahora sólo puede conseguirse en algunas farmacias y boticas.
27.5.2011. Como era previsible, aún no se ha reiniciado la distribución y venta de Ritalin de 10 mg y de Ritalin LA de 20 mg. Continúa la tortura a la que están siendo sometidos los pacientes con TDAH y sus familias… y también los médicos tratantes, quienes tienen que hacer malabares para que los pacientes no interrumpan su tratamiento con metilfenidato y para que sea posible el inicio del tratamiento a los pacientes recién diagnosticados.
31.5.2011. Seis semanas después del inicio del desabastecimiento, aún no es posible conseguir Ritalin de 10 mg en las farmacias y boticas del país… y es casi imposible conseguir Ritalin LA de 20 mg. Los laboratorios de producen y comercializan Concerta y Aradix Retard (ambos metilfenidatos de larga duración) no han abandonado a los pacientes con TDAH; estos productos han permitido que muchos de los pacientes que tomaban Ritalin no interrumpan —por lo menos parcialmente en muchos casos— su tratamiento.
9.6.2011. Aunque parezca increible a quienes no están viviendo y sufriendo el problema, aún no se ha resuelto el desabastecimiento del Ritalin. Sorprende la calma impasible del laboratorio farmacéutico que ha causado el problema y que está obligado a solucionarlo lo más pronto posible, antes de que cause más daño aun.
11.6.2011. Después de 7 semanas y media de angustia para muchos pacientes con TDAH y sus familias, el laboratorio Novartis ha reiniciado el envío —por lo menos a algunas farmacias y boticas del Perú— de Ritalin de 10 mg. Persiste, sin embargo, el desabastecimiento de Ritalin LA de 20 mg. De más está decir que el laboratorio farmacéutico sigue en deuda con quienes necesitan su producto para funcionar adecuadamente en el colegio, en el trabajo o en casa.
30.6.2011. El total desabastecimiento de Ritalin LA de 20 mg lleva ya más de cuatro semanas. Continúa, así, el maltrato a los pacientes con TDAH y a sus familias.
26.7.2011. Finalmente, ha empezado a normalizarse el abastecimiento de Ritalin LA de 20 mg. en las farmacias y boticas del Perú. Los comentarios van en las siguientes líneas.

COMENTARIOS FINALES
1. Después de más de tres meses de sufrimiento para muchos pacientes con TDAH y sus familiares, se ha normalizado la venta de Ritalin. Esperamos que esto haya servido de experiencia al laboratorio farmacéutico que elabora y comercializa este medicamento, y que un hecho así no se repita en el futuro.

2. Sin embargo, han ocurrido desabastecimientos similares en el pasado, por lo que es imperioso un sincero propósito de enmienda por parte del laboratorio farmacéutico.

3. El autor de este artículo considera que Novartis tiene la obligación de mostrar su respeto a los pacientes con TDAH y a sus familiares de nuestro país, tomando las siguientes medidas:
a. Introducir al mercado peruano el Ritalin de 5 mg de liberación inmediata, para facilitar el inicio o el mantenimiento del tratamiento con metilfenidato a los niños pequeños (¿Alguien ha intentado —además de las sufridas mamás— partir en cuatro una tableta de Ritalin de 10 mg?).
b. Introducir al mercado peruano el  Ritalin LA de 10 mg, para que los niños pequeños no tengan que tomar la segunda dosis del medicamento en el colegio.
c. Reiniciar, luego de varios años, la venta de Ritalin LA de 30 mg. Aunque parezca increible —y sea inaceptable— dicho preparado fue retirado del mercado porque su venta en el Perú estaba por debajo del volumen mínimo exigido por al matriz del laboratorio farmacéutico.

* Seguro social del Perú.

Artículo publicado en la página web de la Asociación Peruana de Déficit de Atención (APDA) el 21 de abril del 2011. Última actualización el 26 de julio del 2011.