Autor - APDA

Encuesta anónima sobre los efectos del aislamiento social en estudiantes con TDAH

Queridos amigos, si tienen un hijo/a con TDAH les agradeceremos llenar esta encuesta ANÓNIMA, demora 5 minutos.

También les solicitamos ayudar a difundirla:

https://forms.gle/UKdLsitfQHs1T7oH8

¡¡¡Muchas gracias!!!

Boletín electrónico n° 32

Asociación Peruana de Déficit de Atención
20 de abril 2020

ÍNDICE
Rol de los psicólogos escolares durante el aislamiento, Mg. Beatriz Duda
Entendiendo a mi hijo un poco mejor, Psic. Juan José Calderón
¿Dependencia o acompañamiento? Coach Sheila Moody
Testimonio: Diego, el TDAH y la etapa escolar


ROL DE LOS PSICÓLOGOS ESCOLARES DURANTE EL AISLAMIENTO

Mg. Beatriz Duda

Cada año se toma más conciencia sobre la importancia de la salud emocional de las personas como base para su desarrollo integral y funcionamiento en las distintas áreas de la vida. Las investigaciones neurocientíficas han marcado un antes y un después con respecto a este tema.

Hoy nadie puede debatir que es vital proveer un clima emocional positivo y motivador para que se active la dopamina; y que se debe evitar el estrés (producido por el miedo) que activa el cortisol y cierra las oportunidades de aprendizaje.

Entonces, con estos conocimientos, ¿cómo se está enfrentando el aislamiento social desde los colegios con respecto a este tema?, ¿qué rol están cumpliendo los psicólogos escolares frente a los temores que inevitablemente surgen en los chicos en esta crisis de salud mundial?

Toda crisis abre posibilidades de acción para mitigar los daños; pero para llegar a ejecutar diferentes acciones como respuesta a la crisis se necesita flexibilidad mental y disposición. Algunos colegios lo han trabajado así y han ideado distintas soluciones.

Por ejemplo, un colegio ha anunciado la disposición de su equipo de psicólogas para realizar sesiones de 30 minutos vía online, previa cita. Se les mandó un comunicado a los padres anunciándolo y estableciendo las bases: la cita se saca a través del inbox del Facebook creado para ello, la plataforma se escoge según comodidad y posibilidad del estudiante (video llamada de WhatsApp, Facetime, Skype, Meet, etc.) y, lo más importante, la confidencialidad asegurada de parte de las terapeutas. Esta experiencia ha tenido mucho éxito y los espacios para citas están llenos; atienden de lunes a viernes, de 8:30 am a 2:30 pm.

Otro colegio ha abierto un Facebook donde los psicólogos postean artículos de interés dirigidos a los estudiantes de diferentes edades, con el objetivo de ayudarlos a entender y sobrellevar esta crisis de la mejor forma posible. Igualmente respetan el horario escolar para establecer diálogos abiertos con los chicos que se conectan y diálogos privados con quienes los abordan por inbox. ¡Están a full! Incluso los más pequeños les escriben.

Otra respuesta asertiva de parte de psicólogos escolares es la llamada por teléfono a los estudiantes para preguntarles cómo están, cómo se sienten, cómo están pasando estas semanas, cómo se están relacionando con sus familias y amigos, etc. Son conversaciones casuales y pueden ser cortas o largas, según el interés del estudiante.

Otro colegio manda videos de clases de yoga realizados por la profesora de educación física dirigidos a los estudiantes y también a los padres de familia (por supuesto, ellos también deben cuidar su salud emocional para estar bien y poder sostener de manera eficaz a sus hijos).

El acompañamiento emocional es necesario siempre, pero es vital en tiempos de crisis como la que estamos viviendo. La salud emocional permite gestionar mejor los problemas, mirar con optimismo el futuro y aportar con creatividad y empatía al clima familiar y social.

Espero que estas iniciativas se multipliquen en más centros educativos y de esta forma muchos estudiantes se sientan acompañados por sus escuelas no solo desde lo cognitivo, sino también desde lo emocional. Es una gran oportunidad para actuar en concordancia con lo que afirma Francisco Moral Teruel: “la emoción es el motor del aprendizaje”.

En un mundo ideal, todos los colegios peruanos, públicos y privados, tienen un equipo de psicólogos que puede hacer frente a esta situación. En un mundo ideal, son tantos los psicólogos educativos peruanos que también se comunican con los estudiantes y los padres de familia por medio de la televisión y la radio.

Reflexionemos sobre la importancia de la salud emocional de nuestros estudiantes (son quienes conducirán nuestro país en unos años) y actuemos en consecuencia a ello para ir construyendo ese Perú ideal.



ENTENDIENDO UN POCO MEJOR A MI HIJO

Psic. Juan José Calderón

Como se ha mencionado antes, el TDAH es más que solo no prestar atención y ser impulsivo.  Implica tener dificultades en las FUNCIONES EJECUTIVAS.

Dentro de todas las dificultades que se pueden tener en casa, una buena forma de apoyar a los chicos a mejorar es ayudándolos a identificar de qué función ejecutiva estamos hablando.

Aquí una pequeña guía, con algunos ejemplos:

  • Enfoque:
    • mantener y virar la atención a voluntad
      • prestar atención en clase
      • pasar de oír al profesor a tomar apuntes.  
  • Esfuerzo:
    • regular el estado de alerta, poder trabajar cuando se necesita.
      • “hace las cosas sin ganas”
      • “hace las cosas a medias”
  • Activación:
    • Organización
      • el cuarto desordenado
    • Priorizar obligaciones
      • “empieza por donde quiere”
      • le cuesta reconocer lo importante, urgente
    • Empezar actividades
      • “deja todo para último momento
      • no hace lo que se le pide
      • no lo hace a la hora que se espera que lo haga
  • Acción:
    • Auto-regulación. Ajustarse al ritmo del contexto, leer el contexto antes de actuar
      • habla con los compañeros en clase
      • decide por otros
      • trata de ayudar cuando no se le pide
    • Auto-monitoreo
      • “si no se le vigila, no hace”
      • “empieza y para repentinamente”
      • “no se decide y termina no haciendo nada”
  • Memoria:
    • Usar la memoria de trabajo
      • recordar lo que le acaban de decir
      • recordar instrucciones recién dadas
  • Emoción:
    • Manejar frustraciones
      • el aburrimiento lo altera mucho
      • rumia (sobre-pensar, “darle vuelta a las cosas”)
    • Modular emociones
      • “las cosas lo alteran/lo afectan más de lo normal”
      • puede decir cosas que no siente ni piensa
      • busca disculparse luego de reaccionar mal
      • le cuesta ver el punto de vista del otro

¿Para qué sirve esta guía?

  • Usarla para identificar con más claridad qué función ejecutiva es responsable del problema actual, para poder abordarla mejor.
  • Aprender de la situación y poder crear soluciones y alternativas JUNTO a la persona que tiene TDAH.
  • Permite identificar otras situaciones que pueden ocurrir en cada categoría, más allá de las mencionadas, permitiéndonos ir aprendiendo sobre la conducta particular de la persona con TDAH.
  • Nos permite educar a la persona con TDAH sobre lo que le está sucediendo en cada situación (muchas veces quienes tenemos TDAH no somos enteramente conscientes de nuestro actuar, hasta que alguien nos ayuda a poder verlo mejor).



¿DEPENDENCIA O ACOMPAÑAMIENTO?

Coach Sheila Moody

Estamos viviendo en un mundo de controversias en el cual hemos debido cambiar estilos de vida, todos hemos tenido que adaptarnos a un contexto diferente. Dentro de este nuevo contexto, el lidiar con nuestros hijos puede tornarse más complicado de lo que pensamos. El realizar la escuela en casa es un reto a todo nivel y todos, papás y mamás y los mismos niños y adolescentes se ven afectados emocionalmente.

La educación virtual nos presenta una serie de herramientas que en algunos casos debemos aprender de la mano de nuestros hijos.

Los invito hacer un check list de aquellas cosas que nos cuesta manejar en este contexto:

  • horarios
  • rutinas
  • organización
  • manejo del tiempo 
  • emociones 
  • atención 
  • dependencia
  • mantenerse en la tarea

Todas estas situaciones nos llevan a ser buenos observadores y tomar conciencia de dos elementos claves que tenemos que tener: amor y paciencia. 

Tengamos claro que nuestra forma de llevar las rutinas no será la misma que la de nuestros hijos. Algunos tendrán diferentes formas de aprender a la nuestra. En el fondo, ¿qué nos incomoda?, ¿que no sean las que quisiéramos?, ¿que vemos que no pueden ir al ritmo que esperamos?, ¿que no logren lo que nosotros esperamos?

Ponernos en su lugar es importante para comprenderlos, debemos establecer normas conjuntamente y explicar que toda acción tiene una consecuencia; por ejemplo, si se establecen conductas de entrenamiento y acomodamiento con metas cortas podemos ir logrando que ellas se vayan incorporando paulatinamente, motivarlos y alentarlos propiciará más confianza en ellos mismos. Si las cosas no resultan hay que evaluar, de la mano con ellos, qué pasó y acatar la consecuencia establecida de acorde a lo conversado previamente. Todo con mucha paciencia y amor.

Muchas veces no podrán avanzar con sus rutinas porque nosotros los hemos acostumbrado a hacerles todo. El entrenar requiere paciencia y mucha flexibilidad hasta que pueda incluirse en los hábitos diarios. También puede pasar que requieran de mayor apoyo, para ello debemos recurrir a personas dedicadas a este trabajo, ello ayudará a solucionar paulatinamente las dificultades. 

Entonces la dependencia tendrá que ir convirtiéndose de a pocos en una suma de elementos los cuales podremos ir construyendo, teniendo en cuenta que el acompañar no es lo mismo que dirigir. Acompañar es estar al lado, ni delante ni atrás, para permitirnos observar y escuchar para luego dialogar sobre lo que se está haciendo desde su perspectiva y llegar a acuerdos de mejora.

Hoy que nuestros hijos enfrentan esta nueva forma de aprender es importante educarlos en ello. ¿Cómo viven esta nueva realidad? Todos debemos actuar y desde nuestro contexto familiar velar por que este espacio sea el más propicio en un marco de respeto.

Hay que darles mensajes claros para que ellos puedan interiorizarlos: revisemos mañana qué te toca hacer, organicemos todo para mañana, recuerda comer antes de entrar a tú sesión online, inicia tu clase y respeta a tu maestro quien dedica este tiempo para ti, yo no puedo intervenir tú estás aprendiendo, ¿terminada tu sesión que debes hacer?, planifica tus tareas y deja todo previsto para mañana. 

Muchos chicos confundirán el estar en casa, con “este es mi espacio y puedo hacer todo libremente” pero el marcar las rutinas anticipadamente permitirá incorporar que:  están en clases y ese es el momento para aprender. Debemos comprender que en el momento de la sesión no podemos intervenir, pues es el espacio dedicado al aprendizaje de ellos. Estamos aprendiendo a reorganizar la cotidianidad.

En este tiempo de aislamiento la comunicación es esencial evitemos llevar a nuestros hijos a cuadros de ansiedad o estrés. Los juegos, cocinar, leer, compartir distintas actividades en familia ayudará a mejorar la comunicación y a sobrellevar este tiempo. Finalmente, ¿qué decides: acompañar o dirigir?

Te sugiero hermosas actividades del libro Llévame a aprender; puedes descargarlo en: https://deficitdeatencionperu.com/?s=ll%C3%A9vame+a+aprender



TESTIMONIO: DIEGO, EL TDAH Y LA ETAPA ESCOLAR

Hoy Diego tiene 10 años, cursa 4to grado en un colegio privado de la ciudad de Lima. Si miro en retrospectiva todos los pasos que hemos dado como familia hasta el día de hoy, tendría que escribir que son muchos, unos largos y otros difíciles. Cuando digo que son largos, me refiero a lo cambiante que ha sido nuestra vida familiar, ya que en los últimos ocho años hemos vivido en tres países distintos; cuando digo que han sido difíciles me refiero a la decisión de medicarlo. Volveré a este punto más adelante.

Diego ingresó a la escolaridad a los 18 meses en Venezuela, yo trabajaba y por ende, la solución lógica era que él asistiera a un nido. En este acercamiento inicial no hubo mayores indicadores de rasgos de hiperactividad o desatención; lo que sí es importante apuntar en esta etapa temprana fue la dificultad que hubo en el habla, su vocabulario era escaso y no era capaz de hilvanar oraciones sencillas.

Con el poco español que había logrado asimilar a sus 2 años y medio, nos mudamos a Estados Unidos y Diego se incorporó a un ´daycare` y su vida de incipiente hispanohablante pasó drásticamente a una de angloparlante, quizás esta circunstancia hizo que hablase bastante tarde y su fluidez lingüística se consolidó un año más tarde en inglés; esto lo conseguimos a través de una terapista de lenguaje que asistía al ´daycare` y proporcionaba las sesiones dentro de la institución. En esta etapa no hubo mayores novedades.

A los 4 años y con el habla consolidada en inglés Diego pasa del ´daycare` a un colegio más grande y asiste el ´4K` o pre-kinder, esta transición no fue muy sencilla para él, porque requería de más independencia y a nivel fisiológico era necesario el control de esfínteres, que en su caso fue tardío ya que se concretó a los casi 4 años y por la exigencia del colegio, que explícitamente solicitaba que los niños debían asistir sin pañales y si ocurriera algún “accidente” tendrían una ropa de cambio dentro del salón para esos casos. Ese año tuvimos que regresar a Venezuela y para Diego era otra transición y además no hablaba español.

Al cumplir los 5 años Diego ya hablaba algo de español y con su asistencia paulatina al colegio, su fluidez se concretó rápidamente, pero era difícil que se mantuviera en su lugar, que siguiera instrucciones y que estuviera dispuesto a jugar con otros niños. Por sugerencia del colegio hicimos una evaluación psicológica y también en paralelo, por recomendación de una maestra conocida, Diego inició sesiones con una psicopedagoga. El informe psicológico no arrojó nada extraordinario. Tuve varias reuniones en el colegio, en muchas me sentí juzgada por no saber controlar a Diego y me sentí culpable por no saber qué hacer, aunado a la poca comprensión del caso, la maestra de Diego no quería que fuera promovido a primer grado, porque ella consideraba que no estaba listo. Después de mucho hablar, reunirme y averiguar qué requisito era necesario para que Diego fuese promovido de año, supe que solo debía saber leer y que la parte de lectoescritura más importante se consolidaba ya en 1er grado. Seguimos con las sesiones de psicopedagogía, practicábamos en casa la lectura silábica, poco a poco logró el objetivo pautado y sí fue promovido a 1er grado.

Con 6 años y en 1er grado, Diego sufría para quedarse sentado en el aula, seguir instrucciones no era lo primordial en su día a día y completar las tareas asignadas en clase mucho menos. Sabíamos que algo no estaba bien desde hacía tiempo, pero el colegio tampoco me ayudaba y me sentía muy frustrada, además de juzgada, pensé que quizás un colegio regular no era para Diego, pero un día una mamá del colegio me recomendó una terapista que trabajaba con trastornos del neurodesarrollo. Esta terapista me explicó un poco en qué consistía el tratamiento y me habló de cómo hay ciertos reflejos en los bebés que si no se inhiben a tiempo pueden causar problemas en el desarrollo. Seguí este tratamiento hasta culminarlo, pero en el interín visité a una neuropediatra, la cual señaló lo que tanto sospechaba: Diego tiene rasgos de desatención y de hiperactividad, recomendó varias terapias y que regresara en un año.

En este 1er grado de Diego entendí que debía crear alianzas con el colegio y sobre todo con la maestra, ya que el año anterior había sido muy complicado. Ese año aprendí que la probabilidad del TDAH en Diego era alta y que tenía que aceptarlo e informarme al respecto. Afortunadamente, esta terapista me acompañó a varias reuniones en el colegio y me ayudó a sensibilizar a la coordinadora y a la maestra de Diego. Debo decir que la maestra se encariñó mucho con Diego, lo motivó, lo ponía a barrer en el aula, a repartir los cuadernos, en pocas palabras, ella comprendió su necesidad de movilizarse.

Finalizamos ese 1er grado, pero ya para 2do los cambios se avecinaban, ya que decidimos mudarnos a Lima, pero antes de mudarnos fuimos a la neuropediatra quien confirmó el diagnóstico del TDAH de Diego y ante tantos cambios decidimos medicarlo. Para mí medicarlo fue muy difícil, lloré, me sentí culpable y mala madre. Fue una decisión difícil, porque me dejé influenciar por opiniones de personas que me decían que medicarlo era drogarlo, que se pondría como un ´zombie´, que ni se me ocurriera darle Ritalín porque le crearía adicción. Hice caso omiso y comenzamos con tratamiento medicamentoso en Venezuela. Diego inició 2do grado medicado en Venezuela y a las pocas semanas nos mudamos a Lima. Al llegar busqué a un neuropediatra para continuar con el tratamiento medicamentoso.

Hicimos los trámites de ingreso, le hicieron prueba de admisión y el nuevo colegio sugirió una tutora de nivelación. Así lo hicimos. Iniciamos 2do grado con Diego medicado, la diferencia era del cielo a la tierra con respecto a 1er grado: Diego permanecía sentado y culminaba sus tareas en el aula, además contamos con una maestra que nos dio mucho apoyo. Para mí ya es costumbre solicitar una reunión al inicio de año con las tutoras, ese año lo hice y le dije que Diego había sido diagnosticado con TDAH, ella me sugirió que buscara ayuda profesional. Lo hice y el diagnóstico fue el mismo: Trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Tuvo varios meses de terapias de aprendizaje. Decidí para mayor comodidad buscar a una tutora que viniera a casa para abordar la parte de matemáticas y yo me encargaría del área de seguimiento de tareas y de lectoescritura. Entregué el diagnóstico de TDAH al colegio y la psicóloga del colegio recomendó a una especialista en terapia cognitivo conductual que se encontraba cerca del colegio y que podría ayudar con el TDAH de Diego. En el mes de mayo de ese año Diego inició terapia cognitivo conductual en grupo, la terapista fue al colegio a observarlo y dio los alcances del caso al colegio y las recomendaciones pertinentes. Segundo grado culminó con buenas calificaciones, Diego estaba acompañado de un tratamiento multidisciplinario y su desempeño escolar lo demostraba.

En 3er grado continuamos con el tratamiento medicamentoso, pero hubo que ajustar la dosis por el tamaño y el peso, también continuamos con la terapia cognitivo conductual, con la tutora en casa y la comunicación fluida con el colegio. Ese año terminó igualmente con un buen desempeño académico.

Cuarto grado ha sido un año difícil, Diego tiene 10 años y ha ido madurando a su ritmo, la parte social se ha visto afectada, ya que le cuesta hacer amigos; actualmente cuenta con uno y para él su amigo es el único que lo entiende. En años anteriores este aspecto no fue tan relevante para él, porque probablemente su proceso de maduración neurológica ha sido más lento y no precisaba estar con sus pares o por lo menos no manifestaba darle importancia. Ahora valora más la parte de interacción con sus compañeros y esto se ha tornado bastante difícil, ya que la sensibilidad de Diego hace que se tome todo a pecho y algunos días se tornan bien grises y apagados porque no logra congeniar con sus compañeros. Este año también tuvimos que hacer ajuste en la medicación, continuamos con la terapia cognitivo conductual, pero ahora la hace de forma individual, seguimos con la tutora en casa y como en años anteriores con una estructura de horarios en casa. Me he reunido varias veces con la tutora del colegio y ella ha estado pendiente de Diego, le hace seguimiento de cerca y me mantiene al tanto. La parte académica ha tenido vaivenes, es decir, al inicio matemática le ha costado, ha mejorado en el segundo y tercer bimestre, pero hay que seguir trabajando a diario. También la psicóloga del colegio ha hecho seguimiento de cerca a Diego; si bien la medicación ayuda, en el caso de Diego no lo es todo, requiere de apoyo en el colegio y en casa, de seguimiento constante. Reconozco que hay días difíciles y otros que son más llevaderos, en los primeros me repito que rendirse no es una opción y en los segundos siento que voy por buen camino. No es fácil llevar a un hijo con TDAH desde todos los aspectos: emocional, familiar y económico. Hay múltiples factores a considerar; sin embargo, lo mejor que se puede hacer en este tipo de situaciones es informarse, aceptar que es una condición neurobiológica que lo acompañará toda la vida, buscar ayuda y sobre todo actuar desde el profundo amor que se siente por un hijo.

Diego es muy amoroso, tiene mucho carisma y una gran habilidad para hablar en público. Siempre he estado convencida de su inteligencia, de todo su potencial y de que podrá lograr lo que quiera. A veces bromeo y le digo que será un gran abogado y ganará todos los casos por la intensidad de su insistencia y persuasión. Sé que en el futuro podrá canalizar todas sus habilidades y concretar las metas que se proponga, porque a través de los años hemos transitando por un camino de aprendizajes valiosos y en el mediano y en el largo plazo continuaremos aprendiendo y explorando otras habilidades. 

Boletín electrónico n° 31

Asociación Peruana de Déficit de Atención
1 setiembre 2019

Haciendo visible lo invisible: Ley de protección a las personas con TDAH, Maya Echegaray
Inclusión educativa: retos y necesidades actuales en el contexto educativo, Jessica Susano Ramos, Presidenta de la Red de Colegios Inclusivos Privados
Las tareas escolares: estrategias para niños, Mg. Lucía Ponce
Testimonio de la mamá de dos niños con TDAH


HACIENDO VISIBLE LO INVISIBLE: LEY DE PROTECCIÓN A LAS PERSONAS CON TDAH
Maya Echegaray

El 2 de junio de este año fue publicada en el diario El Peruano, la Ley Nº 30956, Ley de Protección a las Personas con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).

¿Qué implica la existencia de una Ley para el TDAH?
1. El reconocimiento del Estado de la presencia del TDAH como una necesidad de atenderlo desde los diferentes sectores gubernamentales.
2. El respaldo legal que ayuda a las personas que tienen esta condición, a exigir sus derechos.
3. Hacer responsables al Estado, las familias y las escuelas, del tratamiento y abordaje de esta condición a las personas que lo presentan.

¿Qué establece esta Ley?
1. Disposiciones que sensibilicen a la sociedad.
2. Atención a las personas con TDAH.
3. Elaboración de un Plan Nacional para las personas con TDAH. Este palan debe tomar en cuenta los puntos 1 y 2

¿Quién debe elaborar este Plan Nacional?
Esta Ley ordena que quien coordina la preparación del Plan es el Ministerio de Salud, quien debe convocar a los sectores vinculados y a los gobiernos regionales y locales.  Es decir, a todas las instancias gubernamentales del país.

¿Para cuándo debe estar listo el Plan Nacional?
Esta Ley establece un plazo de doce meses contados desde el 2 junio del 2019; es decir, el 2 de junio del 2020 debe estar lista.

¿Qué acciones deben ser tomadas en cuenta en este Plan Nacional?
1. Servicios de detección y diagnóstico precoz, atención y tratamiento a las personas con TDAH.
2. Atención y orientación sobre el TDAH a los familiares de las personas que lo presentan.
3. Inclusión social y educativa que integre la cultura, el deporte y la recreación.

El Ministerio de Educación, dentro del Programa de Educación Inclusiva tiene la obligación de elaborar y desarrollar un programa de formación continua para todos los niveles educativos sobre el abordaje al TDAH en el aula.

¿Qué más dice la ley?
Declara el 13 de julio como el Día Nacional de Sensibilización del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).

El Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación y el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social deben promover en forma conjunta campañas de sensibilización, a cargo de sus propios presupuestos.

¿Qué significa todo esto?
Quienes venimos trabajando desde hace muchos años (17 años tiene el APDA) en la difusión del conocimiento científico del TDAH, estamos muy motivados con la promulgación de esta norma que marca un antes y un después.

El respaldo legal es necesario porque obliga a los actores sociales: Estado, familias, escuelas, servicios de salud y población en general, a enfocarse en trabajar esta problemática. La falta de atención al TDAH significa una pérdida del potencial de muchos peruanos, quienes hasta ahora no tenían la esperanza de acceder a un merecido tratamiento para el TDAH.

Esta Ley no es la solución a todos los problemas de la población que lo tiene, pero sí significa un gran reto para seguir trabajando arduamente sabiendo que ya existe un puerto a donde arribar.  Un puerto un tanto lejano aún, pero ya tenemos el vehículo que tenemos que echar a andar. Ese vehículo, adquirido por la presencia de esta ley, es el Plan Nacional.

Estamos seguras de que en este Plan Nacional participarán expertos de mucha trayectoria en la atención al TDAH, tanto en el sector médico como en el educativo, para que pueda ser implementado y cumplido de una forma realista, y no quede como letra muerta.

El plazo de un año puede resultar apremiante, dado lo difícil que es articular los sectores ministeriales, más no resulta imposible. Estamos comprometidas en esta causa y deseosas de aportar tantos años de experiencia exclusiva dedicados al TDAH.

Esta Ley significa un gran primer paso, aunque aún no están definidas las acciones que se deben emprender.  Las personas con TDAH podrán exigir atención médica en los servicios de salud pública.  Podrán pedir a las escuelas que capaciten a los maestros para que aprendan a conocer la ruta de un buen abordaje en el aula, que no solo beneficiará a las personas con TDAH, sino a todos los estudiantes, maestros y familias. Las familias tendrán la gran responsabilidad de obtener información sobre un tratamiento exitoso para su ser querido. TODOS somos importantes para que el TDAH deje de seguir siendo invisible, y sea visible con mucho respeto y profesionalismo.


INCLUSIÓN EDUCATIVA: RETOS Y NECESIDADES ACTUALES EN EL CONTEXTO EDUCATIVO
Jessica Susano Ramos
Presidenta de la Red de Colegios Inclusivos Privados

                          La educación transforma pensamientos y corazones formando personas libres, empáticas y felices.

Actualmente, en nuestro país nos enfrentamos a diversos retos en las aulas, las necesidades que se presentan son diversas en los estudiantes, y muchas reflejan la crisis en cuanto a lo emocional, a los valores y a la convivencia en nuestros ciudadanos. En este marco social, debemos recordar que la educación es comprendida como uno de los derechos fundamentales, que cuenta con el compromiso profesional, personal y un reto moral, al asumir de manera afectiva y efectiva el proceso formativo que requieren nuestros estudiantes.

En el proceso de enseñar y aprender se conjugan muchos elementos que ayudan a tener una mirada integral en el desempeño escolar de cada estudiante.   Es necesario que, en el aula, el maestro pueda atender y entender las características individuales, para ayudar al estudiante a reconocer sus habilidades que lo llevarán hacia el logro y, por lo tanto, a una escolaridad satisfactoria.

En la medida en que tengamos claro que la educación tiene el fin de transformar pensamientos y corazones para lograr personas emocionalmente saludables, capaces de tomar decisiones que contribuyan a una sana convivencia, y que los motive a emprender sueños y concretar metas, tendremos mayores posibilidades para activar los aprendizajes y mejorar el rendimiento académico.

En este contexto, nace la iniciativa de integrar y sumar esfuerzos para conformar la Red de Colegios Inclusivos Privados.  El objetivo de la Red es desarrollar una cultura que lleve a la creación de políticas y prácticas educativas que refuercen el respeto a las diferencias; así como reforzar la importancia de un trabajo colaborativo, que incluya a todos los estudiantes en el aspecto académico y de desarrollo humano.

Es así que, el 01 de julio pasado, en el Colegio de los Sagrados Corazones Belén, se reunieron 20 instituciones educativas privadas en un espacio de sensibilización, contando con una mesa integrada por profesionales del Centro Especializado de Atención al Niño y al Adolescente, Kullay, y APDA (Asociación Peruana de Déficit de Atención). Asimismo, se contó con la presencia de un representante de la Defensoría del Pueblo. En este evento se acordó, por unanimidad, la conformación de la Red.

Esta iniciativa colectiva busca un proceso de cambio, el que la inclusión educativa sea una cultura en todas y cada una de las aulas de nuestro país.  Se generarán espacios de reflexión cuyo consenso llevará a acciones puntuales con miras a transformar la realidad educativa actual.

Los integrantes de la Red son conscientes de que este esfuerzo requiere la participación de todos los actores: docentes, psicólogos, coaches educativos, especialistas en lenguaje y aprendizaje, terapeutas en el desarrollo infantil; decisores de las políticas públicas: MINEDU, Defensoría del Pueblo, MINSA, instituciones profesionales, agrupaciones de padres de familia, medios de comunicación, entre otros. Es momento de entender que la educación de nuestros niños y adolescentes dependerá exclusivamente de la suma de acciones de cada protagonista para realmente hacer posible UNA EDUCACIÓN PARA TODOS.

Las personas interesadas en formar parte de la Red de Colegios o recibir información pueden escribir a reddecolegiosinclusivos@gmail.com


LAS TAREAS ESCOLARES: ESTRATEGIAS PARA NIÑOS
Mg. Lucía Rojas Ponce

El TDAH es uno de los trastornos más comunes que se presentan en la edad escolar y se manifiesta con dificultades en la concentración, excesivos movimientos o impulsividad. Frecuentemente, a los chicos con TDAH les cuesta mucho cumplir con las tareas escolares.  Estas requieren del desarrollo de las funciones ejecutivas tales como la planificación, tomar la iniciativa, la organización de la gestión del material y el manejo del tiempo. Estas habilidades se encuentran debilitadas por el TDAH, y de no tener el abordaje requerido, pueden mantenerse a lo largo del tiempo e influir negativamente en el rendimiento académico, y por qué no decirlo, también en las relaciones interpersonales.

Es importante recalcar que no todos los alumnos con TDAH tienen los mismos problemas en la realización de la tarea escolar, por lo cual requieren de una intervención específica y personalizada. Por eso, es importante tener en cuenta toda esta información para aplicar estrategias de acuerdo a las características y necesidades de los alumnos.

Durante mi práctica docente, he podido aplicar algunas estrategias con éxito, lo que ha permitido que el niño gradualmente vaya adquiriendo el manejo de herramientas. Trabajar en la organización tiene resultados positivos, y esto es avalado por diversos estudios. Para organizar el tiempo existen tres herramientas que han resultado fáciles y útiles: el calendario, la agenda y el horario personal.

Entrenar a los estudiantes en el uso de estas herramientas requiere perseverancia, entrega de afecto constante, invitarlos a la reflexión para que vean la utilidad en su cada día, cambiar la mirada hacia la confianza, seguimiento asertivo. Ellos pueden, y se les debe acompañar a que consoliden como hábito alguna de estas estrategias que les servirán para toda su vida académica.  Así también, resulta útil establecer normas para la organización de la mochila escolar incluyendo los cuadernos de cada asignatura. Es primordial enseñar al estudiante ordenar y clasificar las hojas sueltas, en ese caso se puede hacer por fecha y asignatura.

Los estudiantes necesitan del afecto y paciencia de los maestros, quienes de la mano con los padres ayudarán a reforzar su capacidad de organización para la escuela.


Testimonio de la mamá de dos niños con TDAH

No saber qué es lo que sucede, sentir que estás haciendo algo mal, que no estás ayudando a tus hijos como ellos lo necesitan, es muy duro para los padres. Llegar al APDA fue una luz para nosotros, el apoyo, la información, la guía que encontramos nos hizo sentir que no estamos solos en este camino, que podemos ayudar a nuestros hijos a desarrollar estrategias para superar las dificultades que el TDAH implica. Y sobre todo, que estas dificultades no los debe limitar para desarrollar su máximo potencial y así alcanzar todas las metas que se propongan.

Por varios años, vivimos una angustia muy grande de no saber qué era lo que pasaba, la terrible sensación de pensar que estábamos haciendo las cosas mal. Mi hijo mayor era un niño súper dulce, sin ningún problema de conducta, tranquilo y buen amigo; sin embargo, se distraía y algunas veces le costaba terminar sus trabajos. Cuando empezó el Kinder en el colegio, el problema de desatención fue haciéndose más notorio sobre todo con la lectoescritura, la cual le fue muy difícil. Empezaron las llamadas de los profesores y la necesidad de terapias de lectoescritura y aprendizaje, empezaron los primeros: “yo no puedo”, “para que estudiar si todo se me olvida”, etc. Muchas terapias psicológicas para ayudarlo en su organización y autoestima, sin ningún evidente avance.  A pesar de la manifiesta desmotivación que tenía, siempre aprobaba el grado por todo el apoyo que le dábamos. 

Cuando él estaba en sexto grado, mi segundo hijo, intensamente hiperactivo, ingresó a Kínder. De inmediato empezaron las llamadas de atención por parte del colegio. A diferencia del mayor, él terminaba todo rápidamente y luego se ponía a jugar, hablaba y reía  muy fuerte, se movía sin parar.  Esto llevó a que me recomendaran una evaluación neurológica para descartar o confirmar el posible diagnóstico de TDAH, al cumplir 6 años. 

La psicóloga de mis hijos me sugirió que llevara al mayor al médico, convencida de su posible diagnóstico.  Ella estaba llevando el curso de Especialización en coaching educativo y de TDAH del APDA, y tenía mucha información.  Efectivamente, el médico confirmó la sospecha, mis hijos estaban diagnosticados con TDAH, ambos debían ser medicados.  Esto fue algo muy duro para nosotros, no aceptábamos la idea de empezar a medicar a nuestros hijos.  Los llevamos a dos neurólogos más, y ante confirmación del diagnóstico y de la medicación, con muchas dudas decidimos iniciar este tratamiento. Los cambios iniciales fueron sorprendentes, mi hijo mayor dejó de atrasarse en clases y terminó el año escolar con buenas calificaciones. El menor comenzó a concentrarse mucho más, y su conducta se mostró más regulada, se deba cuenta de muchas cosas que antes pasaban desapercibidas, estaba mucho más presente. Aprendimos que la medicina no lo es todo,  es tan solo un gran apoyo. Si bien mejoró la atención, la motivación en el colegio, y disminuyó la hiperactividad, notamos que aún había temas que debían mejorar: impulsividad, desorganzación, pobre manejo del tiempo, temas que no teníamos idea que estaban relacionadas con esta condición.  Un tanto desorientados nuevamente, decidimos buscar información, leímos el libro escrito por el Dr. Filomeno “El niño con déficit de atención o hiperactividad: cómo pasar del fracaso al éxito”. Cada vez aumentaba mi convencimiento de que necesitaba prepárame más para poder ayudarlos como ellos necesitaban, así que decidí llevar el curso para ser coach educativa y de TDAH en el APDA. Aquí pude entender lo que exactamente implica este trastorno: el desbalance químico que ocurre a nivel neurológico y la razón por la cual la medicina es necesaria; su incidencia en las funciones ejecutivas; la importancia del apoyo multidisciplinari; y sobre todo la necesidad de darles a mis hijos estructura, organización y constancia para que puedan desarrollar las estrategias que los ayudará a tener un desempeño exitoso.  Pero sobre todo entendimos la importancia de darles mucho amor, paciencia y comprensión para fortalecerlos y que sepan que no están solos 🙂 .

La Evocación de los Recuerdos. Reminiscencias y Anécdotas IV

Descripción:

Autor: Armando Filomeno Edwards
Lugar de venta:
– Librería El Virrey (Bolognesi 510, Miraflores. Tel. 444-4141)
Precio: S/. 30 soles

En términos generales estas reminiscencias y anécdotas son sobre temas médicos y no médicos, presentados en forma alternada, sin seguir un orden cronológico. No se trata de memorias, como suelen entenderse, sino fundamentalmente de historias breves —interesantes, graciosas, curiosas o lamentables— sobre personajes memorables o sobre hechos que me ocurrieron, de los que fui testigo o de los que me enteré por fuente confiable, y que pueden ser de interés para el lector.

ÍNDICE

Para engañar y comer pescado: ampay internacional y ampay local
El libro que no se escribió
¿Izquierdistas revolucionarios de Cayetano Heredia?… ¿Oportunistas de derecha?
Coprolalia o four letter words
Flat Earth Society
 “Lima es una aldea”… vidas cruzadas
¿El señor de los lobos?
Algunas frases
Temas sobre la altura
Los suicidios del puente Villena Rey en Miraflores y el techado del puente
La casona de la calle Porta  y el archivo fotográfico desaparecido
El diagnóstico intuitivo
Personajes varios
Miscelánea
Miscelánea II
Medical History Meeting
Los hermanos Perales
México DF
The doctor who didn’t shake hands
Potomanía o variaciones sobre un tema griego
Conversaciones con niños en el consultorio
Algunos tópicos aéreos 
“A nadie le gusta trabajar por gusto”… “La mejor cura para la baja autoestima es el éxito”
Tres promociones en una en San Fernando y Cayetano Heredia: seis posibilidades
¿Quién es el autor?… ¿Dónde lo leí?
El cuarteto de cuerdas de Glenn Gould: Opus 1… ¿o es Opus Único?
Vicisitudes de las dos primeras ediciones de mi libro sobre déficit de atención
Temas y comentarios diversos
La voz humana como instrumento musical
El país de los “millonarios”
Qué bonita familia
La política en la Universidad de San Marcos a fines de la sexta década del siglo pasado
¿Pedófilos o pederastas… galgos o podencos?
Arequipa, 1973
El bullying o acoso escolar… el “bullying al revés”
Algunos términos “políticamente incorrectos” en la actualidad
Una cosa en con guitarra y otra cosa es con cajón… y otros temas
La vecindad del Instituto Médico Miraflores… y otros temas
Algunas frases que recuerdo
Anécdotas de los años de aprendizaje
El metilfenidato y el TDAH
El tío Alfredo Edwards
Amigas que dejaron huella
Algunas revistas que recuerdo de mi niñez y adolescencia
Venta de libros de medicina hace medio siglo
Recuerdos de la “rabona” de pre premédicas
Antuco
Guzmán Barrón…juntos
Los médicos adscritos al hospital docente de Cayetano Heredia
La puntualidad es la cortesía de los reyes
Más sabe el diablo por viejo…
Algunas anécdotas de Humberto Guerra
Walter Berendson Armas, deportista múltiple
Lapiceros de mi época escolar y después
Lucy Smith
El “amigo George”
El marino de la música criolla
Los resultados irreproducibles…la investigación improbable…¿Y los premios      
“In Nobles”?
¿Retirarse… o limitar la práctica médica?… That is the question
Rehenes de la compañía telefónica o muerte civil en el siglo XXI
Entretelones del lanzamiento de la atomoxetina en el Perú
¿Lina Medina II?… Niñas gestantes en el Perú
“Príncipe de peluqueros”
El poeta Carlos Alberto Fonseca y el himno premilitar
El doctor Ernesto Delgado Gutiérrez y sus dos clínicas
¿Es un cerro o es una “huaca”?
El tío Barba Azul
Mateo 10
Frases varias
El “Loco Ureta”
El torero negro Ángel Valdez Franco
La quema de caña de azúcar y la catástrofe arqueológica en Ventarrón
Harry Potter, la “capa de la invisibilidad” y la Universidad de Rochester
Agent provocateur
Un invierno en Pimentel y la revista El Gráfico
El inicio de la genética molecular en Johns Hopkins
Donald Henderson, la erradicación de la viruela a nivel mundial… y otras conexiones Rochester – Hopkins
Frases varias
Libros técnicos que me marcaron
Temas variados
El yoga en Lima hace más de cincuenta años
Cambios y modas en el último medio siglo o más
Los boletines electrónicos del APDA, su página web y los profesionales invitados
El “bandolero” Benel
Los chistes de Quevedo
¿Por qué negar a un niño el privilegio de crecer bajo la influencia de un pariente inteligente o aun ilustre?
Más recuerdos del San José de Chiclayo
Facundo Cabral
Las APAFAS, la AMAPAFA… ¿y la AMAMAFA?
Los cuartos de baño que recuerdo de la Hacienda Tumán
La erradicación de la fiebre amarilla… y la leche con pescaditos
¿Tengo tiempo… “de leer”?
Maruja Venegas, el tío Juan y el tío Johnny, pioneros de programas para niños en la radio y en la televisión
David Neeleman, el TDAH y la creatividad
“Ojos bonitos, cuadros feos”
Crónica de una estafa astutamente planificada
El sistema ‘glinfático’, el sueño y la limpieza general del cerebro
La ‘resaca’ de la Segunda Guerra Mundial en Rochester, New York, 22 años después
La misteriosa muerte de un notable artista plástico y su esposa
¿Fue el compositor italiano Viotti el verdadero autor de la música de “La Marsellesa”?
El lado oscuro de Hans Asperger… ¿Síndrome de Sujareva? *
Las palomas cuculí…¿Ratas que vuelan?
Comentarios varios
Arreglo clandestino de la Marsellesa Aprista (1966)
Anexo 1. Palabras del autor en la presentación del libro Los Recuerdos en la Memoria
Anexo 2. Fe de erratas del libro Los Recuerdos en la Memoria
Anexo 3 .La erradicación de la vihuela (entre ficción y no ficción)
Apéndice 1. El archivo fotográfico que desapareció… e historias conexas. Leonie Voto Bernales
Apéndice 2. Presentacióndel libro Los Recuerdos en la Memoria.  Renato D. Alarcón Guzmán
Apéndice 3. Apuntes sobre la neuropediatría en el Perú. Daniel Guillén
Apéndice 4. El carretero y el eco (poema anónimo cubano)

Día del TDAH

Este 13 de julio se conmemora el Día del TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) en el Perú. Con el fin de difundir y dar a conocer sobre el TDAH, la Asociación Peruana de Déficit de Atención (APDA), ha elaborado un díptico informativo dirigido a los docentes con el fin de ser distribuido vía online (o impreso).
Si eres docente de una institución educativa (nido, colegio, universidad, instituto) o mamá/papá de alguien con TDAH y estás interesado en participar, escríbenos a apda@deficitdeatencionperu.com dando:
✨El nombre de la institución, nombre y mail de la persona que recibirá el díptico vía online. Te haremos llegar el díptico para ser compartido en la semana del 8 al 12 de julio.
✨ Además, si deseas imprimir el díptico y tomar una foto de los docentes con este díptico en mano para dejar constancia de tu institución como participante de esta jornada de difusión, puedes mandarnos la foto para ser publicada en nuestras redes.

¡¡¡Muchas gracias!!!

Ley de protección a las personas con TDAH

CONGRESO DE LA REPÚBLICA

DICTAMEN RECAÍDO EN EL PROYECTO DE LEY 3095/2017-CR, QUE PROPONE LA LEY DE PROTECCIÓN DE LAS PERSONAS CON TRASTORNO DE DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD (TDAH)

COMISIÓN DE SALUD Y POBLACIÓN

TEXTO SUSTITUTORIO

EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA;

Ha dado la Ley siguiente:

LEY DE PROTECCIÓN A LAS PERSONAS CON TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD (TDAH)

Artículo 1.Objeto de la Ley

La presente ley tiene por objeto establecer disposiciones que sensibilicen a la sociedad y que atiendan a las personas con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Artículo 2.Plan Nacional para las Personas con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

El Ministerio de Salud en coordinación con los otros sectores vinculados y con los gobiernos regionales y locales, en el marco de las atribuciones y competencias, elabora, dentro del plazo de doce meses contados desde la publicación de la presente ley, el Plan Nacional para las Personas con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDA) el cual incluye, entre otros aspectos, acciones dirigidas a impulsar.

  1. Servicios de detección y diagnóstico precoz, atención y tratamiento de las personas con TDAH;
  2. Atención y orientación sobre el TDAH a los familiares de las personas que lo presentan.
  3. Inclusión social y educativa que integre la cultura, el deporte, la recreación.

En el marco de la Política de Educación Inclusiva, el Ministerio de Educación elabora y desarrolla un Programa de formación continua para todos los niveles educativos sobre la intervención pedagógica en el aula.

Artículo 3. Declaración

Declárase el 13 de julio de cada año como el Día Nacional de sensibilización sobre el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Artículo 4.  Promoción y sensibilización sobre el TDAH

El Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación y el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, principalmente, promueven de forma conjunta campañas de difusión y sensibilización, con cargo a sus propios presupuestos y  sin demandar recursos adicionales al tesoro público.

Lima, 8 de mayo de 2019.

Dalmiro Palomino Ortíz

Vicepresidente