Monthly Archives - diciembre 2012

El coaching para el TDAH

Beatriz Duda y Maya Echegaray, coaches de TDAH 
Resumen de la conferencia realizada en el  2º CURSO INTERNACIONAL DE TDAH: 
10 AÑOS POR UNA VIDA POR ATENCIÓN ( 2 de junio 2012)

El coaching se ha hecho muy conocido últimamente, sobre todo en el ámbito ejecutivo; les contaremos cómo el APDA entró en amores con el coaching, les mostraremos nuestra trayectoria y algunos resultados en la calidad de vida de las personas con TDAH.

Cada año participamos en congresos y ponencias en los Estados Unidos. Hace unos 7 años, buscando un apoyo para las personas con TDAH, conocimos el coaching dirigido a esta población y en general al ámbito educativo. Fue un clic instantáneo y la pregunta que apareció fue: ¿Cómo implementarlo desde nuestra propia realidad, en nuestro país, de manera que muchos se beneficien? Con esta motivación en mente diseñamos un plan de trabajo para su aprendizaje y difusión. Esto implicó primero un proceso de capacitación interna, de mucho esfuerzo e inversión, que se ve replicado hoy en día en nuestra sociedad. Los resultados visibles son las estadísticas globales que siguen a continuación; los resultados intangibles permanecen en las personas que participando en este proceso: siguen mejorando su calidad de vida.

Al 12 de marzo del 2012, se respondió por correo electrónico a 11,918 usuarios de la web; 56 colegios solicitaron capacitación sobre el TDAH para sus maestros (2,671 maestros); 1,983 personas asistieron a los cursos organizadas por el APDA (6 cursos desde el 2003); 680 alumnos universitarios de las facultades de psicología y educación (de distintas universidades; ver en Actividades, web) asistieron a conferencias dictadas por el APDA; 432 padres, psicólogos y maestros participaron de los cursos taller de coaching para el TDAH; 265 coachees trabajaron con el equipo de coaches del APDA; se realizaron 683 sesiones informativas individuales y familiares; asesoramos 27 de tesis a estudiantes de educación y psicología; se publicaron 27 boletines electrónicos gratuitos y 7 libros; tuvimos 24 invitaciones a programas de radio y TV peruanas, y 28 reportajes en periódicos y revistas; 630 padres de familia, profesores y psicólogos fueron capacitados en Lima y en provincias; 247 padres de familia, profesores y psicólogos fueron capacitados en conferencias a las que nos han invitado en el extranjero; hemos tenido 45 alumnos en el curso de especialización en coaching para el TDAH, que dura un año.

En gran medida, la fórmula utilizada para lograr lo anteriormente descrito ha sido y sigue siendo: MOTIVACIÓN + ACCIÓN = CAMBIO. Confirmamos día a día su eficacia tanto en nuestro trabajo de oficina como en nuestro rol de coaches. Sin motivación no avanza la rueda; por ello el primer escalón a subir con el coachee es el de la reflexión para llegar al auto conocimiento sobre su propio potencial y plasticidad cerebral, su realidad deseada, identificación de dificultades, etcétera.

Con la motivación en mano, recién podemos hablar de acciones concretas relacionadas con el manejo de funciones ejecutivas (organización, esfuerzo sostenido, manejo del tiempo, de las emociones, etc.). Se trata aquí de ayudar a la persona a realizar una limpieza de interferencias de modo que logre alcanzar la meta propuesta. Ya trabajada la conciencia, se desarrolla el compromiso.

Parte del trabajo hacia el cambio es el trabajo de la flexibilidad, de permitirse cambiar de lentes para ver la realidad de otra forma. El proceso de coaching es un aprendizaje, sobre uno mismo y sobre estrategias para caminar hacia el cambio deseado.

Otro elemento principal, que no forma parte de la fórmula explícitamente pero ha estado presente en nuestro crecimiento como asociación y como personas ha sido el amor. Amor a nuestros hijos y a nuestras familias, que nos ha impulsado a difundir el coaching (de TDAH y educativo) y nos ha permitido conocer a muchas personas extraordinarias.

Estamos seguras de que la fuerza que mueve a toda acción es el valor que encontramos detrás de la motivación; y ello permite que en algunos casos no solo se de un cambio, sino que se den varios cambios que lleven a una transformación (llamada por nosotras TransformAcción).

Motivación que lleva a la acción para el cambio = TransformAcción

 

El paciente con TDAH y Síndrome de Asperger

Dr. Armando Filomeno*

La entidad clínica aún conocida como síndrome de Asperger, fue descrita originalmente –en lengua alemana– por la psiquiatra rusa Grunya Sujareva en 1926. Su artículo no fue conocido hasta que fue traducido al inglés en 1996. La descripción que dio nombre al síndrome fue la del pediatra vienés Hans Asperger en 1944, también en alemán. El síndrome empezó a ser conocido en 1981, cuando la psiquiatra británica Lorna Wing publicó un artículo en inglés bautizando la entidad que nos ocupa como “Síndrome de Asperger” (1) (2).

En los últimos años el diagnóstico de síndrome de Asperger ha demostrado ser de utilidad para denominar a un cuadro clínico presente en aproximadamente una de cada 200 personas, predominantemente de género masculino, en quienes suele haber historia familiar de sintomatología similar. La internet y la televisión han sido responsables de que el diagnóstico forme parte de la cultura popular de nuestro tiempo; también está presente en el cine y en la literatura.

El síndrome de Asperger está en el extremo más leve y frecuente de los trastornos del espectro autista. Para hacer este  diagnóstico se requiere que la inteligencia sea normal, que no haya habido un retraso significativo en el lenguaje (aunque la comunicación verbal suele ser pobre), que existan intereses restringidos, predilección por las actividades rutinarias y también dificultades en la interacción y flexibilidad social. Suele haber un habla monótona y torpeza motriz. Es frecuente ser objeto de bullying, pudiendo ocurrir que quien es víctima reiterada reaccione excesiva o violentamente.

El diagnóstico del síndrome de Asperger no es tan sencillo como el de otros trastornos neuropsiquiátricos, como el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y el síndrome de Tourette, para los cuales el DSM-IV (3) tiene criterios confiables. Para el síndrome de Asperger, este cuestionario es deficiente. En mi práctica diaria suelo revisar el cuestionario de Gillberg y, si se justifica, solicitar una batería de pruebas diagnósticas a un psicólogo experto en el síndrome de Asperger. Una vez que se confirma el diagnóstico, es muy importante una orientación psicológica al paciente y a la familia; los ayuda a conocer qué significa tener Asperger, a aceptar la condición y a conocer y aplicar las estrategias indispensables para poder salir adelante.

Un problema anunciado para mediados del año 2013 es que el DSM-5 va a eliminar la categoría diagnóstica de síndrome de Asperger, integrándola con el autismo de alto funcionamiento dentro de los trastornos de espectro autista. Va a depender de cada médico especialista hacerle caso o no al DSM-5 con respecto al diagnóstico y manejo de sus pacientes (4). Es más fácil –para los pacientes y para sus familias– aceptar el diagnóstico de “síndrome de Asperger” que el de “trastorno del espectro autista” y no veo por qué deba hacérseles la vida más difícil.

Quien tiene síndrome de Asperger puede presentar dificultades en el aprendizaje; los intereses restringidos pueden llevar a un descuido en el trabajo escolar. Por otro lado, importantes  expertos en el síndrome que nos ocupa, como Edward Aull, consideran que el TDAH es parte constitutiva del síndrome de Asperger. Se acepte o no esta opinión, es frecuente que quien tiene este síndrome cumpla también con los criterios diagnósticos del TDAH, no existiendo razón para no hacer ambos diagnósticos llegado el caso.

La presencia de TDAH agrega a quien tiene Asperger un mayor riesgo de fracaso escolar y las manifestaciones de su TDAH suelen ser interpretadas erróneamente en los colegios como problemas de conducta. Además, el TDAH aumenta significativamente el riesgo de presentar el trastorno negativista u oposicionista desafiante, con las dificultades que conlleva en el manejo de la conducta en casa y en el aula; también en las relaciones con sus padres, hermanos y con los compañeros de clase. El TDAH también aumenta el riesgo de ansiedad y depresión, que ya son frecuentes en quien tiene el síndrome de Asperger.

El tratamiento del TDAH asociado al síndrome de Asperger es el mismo que cuando el TDAH se presenta solo. Los medicamentos llamados estimulantes son la primera opción terapéutica. De ellos, solo el metilfenidato se consigue en nuestro país (5); hay que considerar la posibilidad de que la dosis habitual de este medicamento sea excesiva para quien tiene Asperger. También son de primera línea las anfetaminas, que actualmente no están a la venta en el Perú (6). La atomoxetina (7) es una buena opción cuando los medicamentos estimulantes aumentan la ansiedad o producen irritabilidad.

Además de la medicación, el coaching para el TDAH es de utilidad para trabajar las funciones ejecutivas en quien tiene este trastorno asociado al Asperger. La terapia conductual y cognitiva conductual son de gran utilidad para el manejo de la conducta en quien tiene trastorno negativista desafiante asociado al Asperger.

Recibir el diagnóstico de síndrome de Asperger no es algo que suela o deba alegrar a quien tiene el trastorno o a sus familiares, pero tampoco debe ser tomado como una tragedia, que paralice a las personas involucradas. Lo razonable es ayudar al máximo a los pacientes aprovechando los avances científicos y tecnológicos, mediante la administración de los medicamentos y las terapias que puedan ser necesarios en cada caso en particular. Hay, además, suficientes ejemplos, en nuestro mundo actual, de personas exitosas con Asperger.

__________
* Neurólogo asesor del APDA. armandofilomeno@yahoo.com

(1) Filomeno, Armando. El síndrome de Asperger ¿o de Sujareva – Asperger?
Rev Neuropsiquiatr 74 (3), 2011. 270- 273.
http://www.upch.edu.pe/famed/revista/index.php?journal=RNP&page=article&op=view&path%5B%5D=256&path%5B%5D=321
(2) El apellido de Grunya Sujareva también se transcribe como Sukhareva, Ssucharewa o Sucharewa. Su nombre de pila también aparece como Grunja, erróneamente como Eva o Ewa, o con las iniciales G.E. (Grunya Yefimovna).
(3) Diagnostic and Statistical Manual. American Psychiatric Association. Cuarta revisión. 1994.
(4) Hay que recordar que la versión actual de dicho cuestionario diagnóstico es deficiente para el síndrome de Asperger, como comenté en el párrafo anterior. ¿Tal vez ha llegado el momento de llamarlo “Síndrome de Sujareva – Asperger (o de Sukhareva – Asperger)”?
(5) Como Ritalin, tabletas de 10 mg de liberación inmediata y 4 horas de efecto; como Ritalin LA, cápsulas de 8 horas de efecto. Como Concerta, cápsulas del sistema  OROS de 18 mg, de 36 mg y de 54 mg, de 12 horas de efecto; se espera que pronto se consiga Concerta de 27 mg (luego de varios años de espera). Como Aradix Retard, tabletas de 10 mg y de 20 mg, de 8 horas de efecto.
(6) Se espera que el Adderall (mezcla de  sales de anfetamina y dextroanfetamina) ingrese a nuestro país dentro de uno o dos años.
(7) Se consigue en nuestro país como Strattera, cápsulas de 10 mg, 18 mg, 25 mg, 40 mg y 60 mg. Como Passiva, tabletas de 25 mg, 40 mg y 60 mg. Como Abretia, cápsulas de 25 mg, 40 mg y 60 mg.

Artículo aparecido en el boletín n° 28 del APDA, publicado el 28 de diciembre del 2012.

 

 

Boletín electrónico nº 28

Asociación Peruana de Déficit de Atención
28 de diciembre del 2012

Editorial
El paciente con TDAH y Síndrome de Asperger: Dr. Armando Filomeno
Resúmenes y preguntas del 2º Curso Internacional de TDAH organizado por el APDA el 2 de junio del 2012
Noticias y enlaces: curso de especialización en coaching para el TDAH, nuevo libro del Dr. Armando Filomeno,  cursos para padres, taller de coaching para niños, curso taller realizado en Arequipa, próxima tercera edición del folleto Estrategias para el aula.


Editorial
Estimados amigos, en este boletín cumplimos con la promesa de publicar las respuestas a las preguntas que realizó el público asistente al 2° Curso Internacional de TDAH organizado por el APDA en el 2012. Agradecemos a todos los ponentes.
Al inicio del boletín publicamos el artículo del Dr. Armando Filomeno: El paciente con TDAH y Síndrome de Asperger. Finalizamos con las noticias sobre los cursos y talleres que se darán este  verano 2013,  sobre el curso que se dictó en Arequipa, y publicaciones.
Agradecemos a todos la difusión de este boletín, reenviándolo a quienes consideren que pueda interesarle.
El equipo del APDA les desea un año 2013 con muchos momentos de felicidad y logro de sus metas.
Beatriz Duda
Presidenta del APDA

 

El paciente con TDAH y Síndrome de Asperger
Dr. Armando Filomeno

La entidad clínica aún conocida como síndrome de Asperger, fue descrita originalmente –en lengua alemana– por la psiquiatra rusa Grunya Sujareva en 1926. Su artículo no fue conocido hasta que fue traducido al inglés en 1996. La descripción que dio nombre al síndrome fue la del pediatra vienés Hans Asperger en 1944, también en alemán. El síndrome empezó a ser conocido en 1981, cuando la psiquiatra británica Lorna Wing publicó un artículo en inglés bautizando la entidad que nos ocupa como “Síndrome de Asperger” (1) (2).

En los últimos años el diagnóstico de síndrome de Asperger ha demostrado ser de utilidad para denominar a un cuadro clínico presente en aproximadamente una de cada 200 personas, predominantemente de género masculino, en quienes suele haber historia familiar de sintomatología similar. La internet y la televisión han sido responsables de que el diagnóstico forme parte de la cultura popular de nuestro tiempo; también está presente en el cine y en la literatura.

El síndrome de Asperger está en el extremo más leve y frecuente de los trastornos del espectro autista. Para hacer este  diagnóstico se requiere que la inteligencia sea normal, que no haya habido un retraso significativo en el lenguaje (aunque la comunicación verbal suele ser pobre), que existan intereses restringidos, predilección por las actividades rutinarias y también dificultades en la interacción y flexibilidad social. Suele haber un habla monótona y torpeza motriz. Es frecuente ser objeto de bullying, pudiendo ocurrir que quien es víctima reiterada reaccione excesiva o violentamente.

El diagnóstico del síndrome de Asperger no es tan sencillo como el de otros trastornos neuropsiquiátricos, como el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y el síndrome de Tourette, para los cuales el DSM-IV (3) tiene criterios confiables. Para el síndrome de Asperger, este cuestionario es deficiente. En mi práctica diaria suelo revisar el cuestionario de Gillberg y, si se justifica, solicitar una batería de pruebas diagnósticas a un psicólogo experto en el síndrome de Asperger. Una vez que se confirma el diagnóstico, es muy importante una orientación psicológica al paciente y a la familia; los ayuda a conocer qué significa tener Asperger, a aceptar la condición y a conocer y aplicar las estrategias indispensables para poder salir adelante.

Un problema anunciado para mediados del año 2013 es que el DSM-5 va a eliminar la categoría diagnóstica de síndrome de Asperger, integrándola con el autismo de alto funcionamiento dentro de los trastornos de espectro autista. Va a depender de cada médico especialista hacerle caso o no al DSM-5 con respecto al diagnóstico y manejo de sus pacientes (4). Es más fácil –para los pacientes y para sus familias– aceptar el diagnóstico de “síndrome de Asperger” que el de “trastorno del espectro autista” y no veo por qué deba hacérseles la vida más difícil.

Quien tiene síndrome de Asperger puede presentar dificultades en el aprendizaje; los intereses restringidos pueden llevar a un descuido en el trabajo escolar. Por otro lado, importantes  expertos en el síndrome que nos ocupa, como Edward Aull, consideran que el TDAH es parte constitutiva del síndrome de Asperger. Se acepte o no esta opinión, es frecuente que quien tiene este síndrome cumpla también con los criterios diagnósticos del TDAH, no existiendo razón para no hacer ambos diagnósticos llegado el caso.

La presencia de TDAH agrega a quien tiene Asperger un mayor riesgo de fracaso escolar y las manifestaciones de su TDAH suelen ser interpretadas erróneamente en los colegios como problemas de conducta. Además, el TDAH aumenta significativamente el riesgo de presentar el trastorno negativista u oposicionista desafiante, con las dificultades que conlleva en el manejo de la conducta en casa y en el aula; también en las relaciones con sus padres, hermanos y con los compañeros de clase. El TDAH también aumenta el riesgo de ansiedad y depresión, que ya son frecuentes en quien tiene el síndrome de Asperger.

El tratamiento del TDAH asociado al síndrome de Asperger es el mismo que cuando el TDAH se presenta solo. Los medicamentos llamados estimulantes son la primera opción terapéutica. De ellos, solo el metilfenidato se consigue en nuestro país (5); hay que considerar la posibilidad de que la dosis habitual de este medicamento sea excesiva para quien tiene Asperger. También son de primera línea las anfetaminas, que actualmente no están a la venta en el Perú (6). La atomoxetina (7) es una buena opción cuando los medicamentos estimulantes aumentan la ansiedad o producen irritabilidad.

Además de la medicación, el coaching para el TDAH es de utilidad para trabajar las funciones ejecutivas en quien tiene este trastorno asociado al Asperger. La terapia conductual y cognitiva conductual son de gran utilidad para el manejo de la conducta en quien tiene trastorno negativista desafiante asociado al Asperger.

Recibir el diagnóstico de síndrome de Asperger no es algo que suela o deba alegrar a quien tiene el trastorno o a sus familiares, pero tampoco debe ser tomado como una tragedia, que paralice a las personas involucradas. Lo razonable es ayudar al máximo a los pacientes aprovechando los avances científicos y tecnológicos, mediante la administración de los medicamentos y las terapias que puedan ser necesarios en cada caso en particular. Hay, además, suficientes ejemplos, en nuestro mundo actual, de personas exitosas con Asperger.

__________
El Dr. Armando Filomeno es neurólogo asesor del APDA. armandofilomeno@yahoo.com

(1) Filomeno, Armando. El síndrome de Asperger ¿o de Sujareva – Asperger?
Rev Neuropsiquiatr 74 (3), 2011. 270- 273.
http://www.upch.edu.pe/famed/revista/index.php?journal=RNP&page=article&op=view&path%5B%5D=256&path%5B%5D=321
(2) El apellido de Grunya Sujareva también se transcribe como Sukhareva, Ssucharewa o Sucharewa. Su nombre de pila también aparece como Grunja, erróneamente como Eva o Ewa, o con las iniciales G.E. (Grunya Yefimovna).
(3) Diagnostic and Statistical Manual. American Psychiatric Association. Cuarta revisión. 1994.
(4) Hay que recordar que la versión actual de dicho cuestionario diagnóstico es deficiente para el síndrome de Asperger, como comenté en el párrafo anterior. ¿Tal vez ha llegado el momento de llamarlo “Síndrome de Sujareva – Asperger (o de Sukhareva – Asperger)”?
(5) Como Ritalin, tabletas de 10 mg de liberación inmediata y 4 horas de efecto; como Ritalin LA, cápsulas de 8 horas de efecto. Como Concerta, cápsulas del sistema  OROS de 18 mg, de 36 mg y de 54 mg, de 12 horas de efecto; se espera que pronto se consiga Concerta de 27 mg (luego de varios años de espera). Como Aradix Retard, tabletas de 10 mg y de 20 mg, de 8 horas de efecto.
(6) Se espera que el Adderall (mezcla de  sales de anfetamina y dextroanfetamina) ingrese a nuestro país dentro de uno o dos años.
(7) Se consigue en nuestro país como Strattera, cápsulas de 10 mg, 18 mg, 25 mg, 40 mg y 60 mg. Como Passiva, tabletas de 25 mg, 40 mg y 60 mg. Como Abretia, cápsulas de 25 mg, 40 mg y 60 mg.

 

RESÚMENES Y PREGUNTAS DEL 2º CURSO INTERNACIONAL DE TDAH: 10 AÑOS POR UNA VIDA POR ATENCIÓN, ORGANIZADO POR EL APDA EL 2 DE JUNIO DEL 2012


TDAH: ASPECTOS GENERALES, DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO
Dr. Armando Filomeno. Resumen.

Luego de presentar brevemente los nombres con los que se ha conocido históricamente al TDAH y los componentes del trastorno, se discute brevemente el “tempo cognitivo lento”, variedad predominantemente desatenta, que no llegó a ser incluida en el DSM-5. Se mencionan brevemente las funciones ejecutivas, muchas de las cuales suelen estar comprometidas en quien tiene TDAH. Se informa sobre la encuesta telefónica del Center for Disease Control (Atlanta, USA), que muestra un aumento significativo del diagnóstico de TDAH entre el 2003 y el 2007 (del 7.8% al 9.5%). Se mencionan brevemente los trastornos asociados al TDAH. Se explica que el diagnóstico de este trastorno se basa en la historia clínica y en los criterios diagnósticos del DSM-IV; que el cuestionario para maestros puede ser de utilidad para completar la información que proporcionan los padres. Se menciona cómo el  TDAH afecta al paciente y a su entorno a corto y largo plazo. Se expone que el manejo adecuado del paciente con este trastorno requiere que los padres se informen adecuadamente, con lecturas (página web y libros) y que ellos, a su vez, informen a los maestros. Se explica la importancia del tratamiento medicamentoso (del TDAH y de los trastornos asociados, según el caso) que debe hacerse con el medicamento más efectivo y con una cobertura de 12 horas, todos los días. De acuerdo a las características del paciente puede ser necesaria alguna terapia complementaria: terapia conductual bien efectuada (que involucre al entorno familiar), coaching para el TDAH, tutoría o terapia de aprendizaje. Se menciona que los medicamentos estimulantes son los más efectivos. En nuestro país se consigue solo el metilfenidato, de 4, 8 y 12 horas de efecto, que debe iniciarse y aumentarse gradualmente; se espera que en los próximos años se introduzca al país un preparado de sales de anfetamina y dextroanfetamina. La atomoxetina es una segunda opción medicamentosa, que puede ser el mejor medicamento en algunos casos puntuales. Se concluye mencionando la importancia de un seguimiento médico adecuado del tratamiento.

Se comparten, con los asistentes, las siguientes frases y expresiones de pacientes con TDAH, que ilustran diversos aspectos de este trastorno y de su tratamiento… y cómo lo perciben los niños y jóvenes.

– Niña de 8 años: “Cuando se me ocurre decir algo, no me cabe en la boca… tengo que decirlo”.

– Estudiante universitario: “Mi mamá también tiene TDAH… varias veces se olvidó de recogerme del colegio”.

– Adulto con TDAH: “Fui feliz hasta que tuve que ir al colegio”.

– “¿Lo que más me gusta del colegio? Mis amigos… el recreo… la hora de salida. ¿Lo que menos me gusta? Las clases”.

– “Es mucho más divertido NO hacer las cosas bien”.

– Niño de 6 años en tratamiento: “Ya me controlo mejor… mi profesora me ha dicho que ya no hago que le duela la cabeza”.

– Niño de 10 años: “Oye Filomeno. ¿Este es un consultorio o es una librería?”.

– Estudiante universitario con TDAH: “Como mi mamá siempre estaba trabajando, yo casi no la veía en mi época escolar… si hubiera sabido que ibas a hacer todas estas preguntas habría venido con mi nana en vez de mi mamá”.

 

TDAH: ASPECTOS GENERALES, DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO
Dr. Armando Filomeno. Preguntas del público.

¿La tartamudez puede ser producto de la ansiedad del TDAH?
El TDAH no es causa de tartamudez (disfemia). La tensión producida por no atender bien, por no rendir adecuadamente, por recibir críticas frecuentes, etc., puede acentuar el problema. Cuando un niño presenta tartamudez debe ser evaluado por un profesional experto en problemas del lenguaje.

Mi hijo tiene un CI limítrofe y TDAH, pero me dijeron que no se le debe medicar. ¿A qué puede deberse esto?
Si un niño con CI limítrofe presenta además TDAH, no hay problema en que reciba medicación para su TDAH. Hay que recordar, sin embargo, que en un niño con inteligencia limítrofe el resultado de la medicación probablemente no sea tan bueno como en los casos en los cuales la inteligencia es promedio o alta.

¿Si se diagnostica el TDAH a los 30 años, da resultados el tratamiento?
Si bien los resultados son mejores cuando el diagnóstico se hace en la niñez, no hay problema en dar tratamiento a una persona a quien se le ha diagnosticado el TDAH a los 30 años. Sin embargo, si dicho tratamiento se acompaña de coaching para el TDAH, tiene mejores posibilidades de ser efectivo.

¿Es necesario hacer un descarte neurológico? ¿Quién medica: el neurólogo o el psiquiatra?
El tratamiento del TDAH, como el de cualquier otro problema médico, debe efectuarlo el médico especialista que tenga más experiencia en el  tema y en la edad del paciente. Puede ser un neurólogo o un psiquiatra. No suele ser necesario hacer ninguna prueba neurológica en particular (como por ejemplo electroencefalograma, tomografía computarizada o resonancia magnética).

Si alguno de los padres, o ambos, tiene TDAH ¿qué probabilidades hay que los hijos lo tengan?
En el TDAH hay un importante factor genético. Si uno de los padres tiene TDAH, uno o más de los hijo puede heredarlo; las probabilidades son mayores si ambos padres lo tienen. No es posible, sin embargo expresar matemáticamente el riesgo, pues se trata de un trastorno multigénico y existen también factores ambientales que pueden favorecer la aparición de los síntomas.

¿Cómo es el tratamiento en adultos? ¿Hay algo que se pueda hacer en el “trastorno del distraído”?
Si los adultos distraídos cumplen con los criterios diagnósticos para el TDAH (existen cuestionarios para adultos), los medicamentos que se emplean en los niños también son efectivos en ellos. La presencia de trastornos asociados, como ansiedad o depresión, puede complicar el tratamiento, que debe adecuarse a sus problemas en particular. El coaching para el TDAH suele ser especialmente efectivo en adultos.

¿Qué tan cierto es que a los 14 años se va solo el TDAH en la mayoría de casos?
No es cierto. Si bien la hiperactividad suele disminuir, o aun desaparecer, con los años, la falta de atención y también la impulsividad suelen persistir.

¿Un parto con sufrimiento puede generar que el niño en un futuro tenga TDAH?
La falta de oxígeno al nacer es uno de los factores que pueden favorecer la aparición del TDAH, especialmente si existe herencia para este trastorno. La falta de oxígeno, sin embargo, no permite predecir la aparición del TDAH en el futuro.

Se puede diagnosticar a niños de 3 años, aún pequeños?
Si el niño de 3 años es extremadamente hiperactivo e impulsivo, es posible diagnosticar el TDAH a esta edad. La falta de atención, sin embargo, es difícil de diagnosticar a esta edad.

¿El Ritalin está descontinuado? Es lo que le dijeron a unos padres de un alumno y le dieron otra pastilla y no tiene el mismo efecto.
No es cierto. Si bien se ha producido una escasez transitoria de este medicamento varias veces en los últimos años (y el APDA protestó enérgicamente en cada uno de los casos), el metilfenidato no está descontinuado, por lo que no hay razón alguna para indicar un medicamento menos efectivo en su lugar.

Diferencia entre Asperger y TDAH
Si bien un paciente con TDAH puede tener además el síndrome de Asperger, en una minoría de los casos, los síntomas de ellos son claramente distintos. El TDAH consiste en la presencia de falta de atención o de hiperactividad – impulsividad mientras que el síndrome de Asperger existen: dificultades en la interacción y flexibilidad social, intereses restringidos, predilección por las actividades rutinarias, dificultad para comunicarse con el lenguaje en forma efectiva, dificultad para comprender las bromas o el doble sentido, habla monótona, torpeza motriz, etc., en una persona con inteligencia normal. Ver el artículo “El paciente con TDAH y Síndrome de Asperger” en este boletín.

Desde niña me dijeron que era disléxica, pero ahora que tengo 30 años pienso que es déficit de atención!! ¿Por qué la confusión de mis padres?  ¿Qué es dislexia? ¿Cuál es la diferencia con el TDAH?
Si bien una persona con TDAH puede tener dificultades en la lecto – escritura, el término dislexia debe restringirse a un trastorno severo que además tiene una fuerte base genética. Si usted piensa que puede tener TDAH, conviene que se haga evaluar al respecto, pues se trata de un trastorno tratable.

Si a un niño con TDH no se le da medicación ¿todas las terapias que se podrían hacer no sirven?
No se puede ser tan tajante al respecto, aunque sí es cierto que el tratamiento medicamentoso, aplicado correctamente, es la modalidad terapéutica más efectiva; la medicación mejora las posibilidades de una mejor evolución del TDAH y de una vida futura más satisfactoria.

¿Cuál es la edad mínima para diagnosticar TDAH y a los cuántos años se les puede dar la medicación?
Si el niño presenta hiperactividad e impulsividad marcadas, el diagnostico puede hacerse entre los 3 y 4 años de edad. Si un niño pequeño con estas características no puede adaptarse a la enseñanza en un salón de clase (por lo tanto sus posibilidades de una educación adecuada son escasas), y un médico experto le diagnostica TDAH, no hay problema en medicarlo a la edad mencionada.

¿Qué pasa si mi hijo de 7 años, que toma medicación, la interrumpe y sólo toma a la semana 2 ó 3 veces?
Evidentemente, esta no es la manera correcta de medicar a un niño con TDAH. La medicación, correctamente elegida y administrada, debe cubrir 12 horas diarias, todos los días, para que el tratamiento sea efectivo.

¿Qué aspectos del TDAH mejoran con la medicación?
La medicación suele mejorar los tres componentes del TDAH: desatención, hiperactividad e impulsividad.

¿Cómo mejorar la ansiedad como parte del TDAH, ésta solo mejora con medicina? ¿Cuál es la más frecuente en adolescentes?
Si la ansiedad es debida al TDAH, esta suele mejorar con la medicación efectiva para este trastorno. Si se trata de ansiedad por separación o ansiedad generalizada, conviene efectuar un tratamiento psicológico. Si éste no da resultados satisfactorios, puede considerarse el uso de los medicamentos inhibidores de la recaptación de serotonina (que son principalmente antidepresivos).

¿Cómo es el sueño en un TDA? ¿Duerme bien?
Es variable. Algunos niños con TDAH necesitan menos sueño. Si el niño se acuesta muy tarde, probablemente sea por la televisión o los juegos de computadora y la falta de disciplina al respecto en casa. Si el niño es muy ansioso –o si el trabajo escolar lo pone muy ansioso– esta puede ser otra razón para acostarse tarde. Si el niño tiene un sueño muy intranquilo y este se acompaña de ronquidos, es conveniente efectuar un estudio del sueño (a cargo de un médico especialista en esta área) por la posibilidad de una ápnea obstructiva.

Mando las pastillas a mi hijo al colegio en pastillero transparente para la semana. ¿Se modifica en algo su efecto?
No hay razón para pensar que esto pueda ocurrir en tan breve tiempo. Sin embargo, especialmente por la gran humedad que existe en Lima, no es conveniente mantener las pastillas por largo tiempo (varios meses) fuera de su envase; en nuestra ciudad, no se presentan las altas temperaturas que puedan ser inconvenientes para los medicamentos. La luz no tiene mayor efecto.

¿Hay una edad mínima para iniciar la medicación? ¿Es normal que se medique a un niño de 4 años sin hiperactividad?
Como mencioné en una respuesta anterior, la falta de atención suele ser difícil de diagnosticar en un niño pequeño, por lo que si no hay hiperactividad – impulsividad la medicación raras veces está justificada a esta edad. Sin embargo, el médico experto debe decidir si conviene o no medicar a un niño con estas características.

¿Qué efectos tiene el Ritalin en los adolescentes? ¿Estimula la memoria, la capacidad para organizarse?
El efecto del metilfenidato es igual a cualquier edad. En grado variable, mejora la atención y disminuye la hiperactividad – impulsividad. Quien atiende mejor, recuerda más, en términos generales. La capacidad para organizarse suele mejorar con el coaching para el TDAH.

¿Cómo darle la medicina a los niños pequeños que aún no pasan pastillas y no les agrada tomarlas? ¿Cómo se hace para darles Concerta que es difícil de disolver?
A un niño pequeño que no sabe pasar pastillas, debe administrarse sólo Ritalin de 10 mg (de liberación inmediata), moliendo en una cuchara grande la fracción de la pastilla (1/4 o 1/2) que debe tomar, y mezclándola luego con un líquido dulce. Los gránulos de Ritalin LA permitirían administrarlos a un niño pequeño, pero la dosis (20 mg) es demasiado alta para él. La Concerta, para que no pierda su efecto, debe ser tragada intacta, por lo que no es adecuada para niños pequeños.

¿Se puede diagnosticar a un niño muy hiperactivo con problema de lenguaje y falta de atención como TDAH teniendo 3 años de edad? ¿Se le puede medicar?
En un niño con estas características hay que descartar la posibilidad de un trastorno del espectro autista. La decisión de medicar o no, va a depender del diagnóstico efectuado por el médico experto y de las posibles ventajas y desventajas de medicarlo.

 

GENÉTICA DEL TDAH
Dra. Pamela Mora. Preguntas del público.

Los heredogramas ¿en qué instituciones se realizan?, ¿o en qué laboratorios?
Los heredogramas son realizados por el médico genetista en el marco de una consulta de genética.

¿A nivel epigenético se puede aminorar la carga genética?
La carga genética que es la que determina el ADN no puede ser disminuida por medio de la epigenética, puede ser regulada más no puede variarla.

¿Cuáles son los factores ambientales a que se refiere, que contribuyen a desarrollar enfermedades multifactoriales tales como hipertensión, diabetes, degeneración muscular?
Factor ambiental es lo que día a día interacciona con nosotros; por ejemplo, el consumo de sal alto o bajo es el factor externo o ambiental que influiría que una persona con carga génica para desarrollar hipertensión la presente. Un ambiente con humo de tabaco, etc.

¿Qué tan cierto es que un niño con mala alimentación en los primeros meses sufra de déficit en su época pre escolar y escolar?
Los primeros cinco años son importantes para la maduración y desarrollo final del sistema nervioso central. Una alimentación con déficit de proteínas y grasas esenciales podría contribuir a que este desarrollo no sea adecuado.

¿Es cierto que si ambos padres de un niño tienen TDAH, las probabilidades de que el niño tenga TDAH es del 80%?
La heredabilidad en el TDAH está entre el 60 y 90%, algunos autores utilizan 80%; esto significa que el porcentaje atribuible a la carga génica es del 80% y esta puede ser heredada. No está determinada exactamente la probabilidad de un niño de tener TDAH si ambos padres también lo tienen; pero se puede afirmar que es una alta probabilidad y que es mayor a la de la población en general.

¿Qué porcentaje de los niños con TDAH presentan el síndrome X Frágil?
El síndrome X frágil (SFX) se caracteriza por ser la causa de retardo mental heredado más frecuente en varones; parte de las características clínicas del síndrome  es la presencia de TDAH, por eso que es más apropiado decir que el TDAH es una característica clínica dentro del SXF.

¿Qué tan importante o necesaria es la evaluación genética en un niño con TDAH?
Como se explicó muchas veces el TDAH puede formar parte de un síndrome y es importante su reconocimiento tanto para el paciente (ya que podría mejorar el manejo) y para la familia (para poder asesorar el riesgo reproductivo); pero también para evaluar el componente genético en cada paciente.

Sabemos que el fenotipo = genotipo + ambiente. ¿Qué tan importante es la terapia conductual sobre todo en niños inteligentes para mejorar el fenotipo a costa de la genética?
Hay estudios que demuestran que toda terapia de estimulación mejora las destrezas; cabe resaltar que las terapias no pueden cambiar la carga génica (es decir el ADN).

 

NEUROBIOLOGÍA DEL TDAH
Dr. Alberto  Arregui. Preguntas del público.

¿El Ritalin puede ser reemplazado por otro medicamento?
Por supuesto. Hay varios medicamentos disponibles que mejoran los síntomas asociados al TDA/H.

Tengo un niño fronterizo y mi segundo hijo tiene déficit de atención; a medida que me voy informando me doy cuenta que yo también lo tengo.  Entonces, ¿cómo puedo ayudar si yo ya soy un problema?
Puedes ayudar mucho quitándote de la cabeza que eres un problema y poner tus síntomas a tu favor y a favor de tus hijos. El “coaching” te ayudará mucho para aprender cómo hacerlo.

¿Por qué a algunos niños les mandan Ritalin para tomarlo solo días de colegio? Hay un momento que una persona con TDAH puede dejar de medicarse con Ritalin?, ¿cuando se interrumpe?
Muchos profesionales creen que el medicamento debe usarse solamente cuando es necesario tener una buena atención. Dicen que es como usar anteojos solamente para leer. Otros profesionales creen que el medicamento debe usarse todos los días. Cada persona tiene sus propios síntomas  y las necesidades de medicamento dependen de la intensidad de ellos. La experiencia sugiere que con los años las necesidades de medicamentos estimulantes para mejorar la atención bajan, y muchas veces se dejan los medicamentos y no pasa nada.

¿Cómo se presenta el TDAH en adultos? ¿Cómo se puede mejorar?
Usualmente el TDA/H de los adultos es una extrapolación de los síntomas que han tenido en la infancia y adolescencia. Con los años se pueden ir añadiendo síntomas de ansiedad, depresión, alteraciones oscilantes del ánimo, dificultad para mantener un trabajo, dificultad para mantener una relación, entre otras. Se puede mejorar con educación, técnicas que provienen del “coaching” y, cuando necesario, con medicamentos estimulantes como el metilfenidato.

¿Los expertos están buscando cómo identificar a qué nivel del proceso de la dopamina se encuentra la causa del TDAH para predeterminar qué medicamentos tienen mayor probabilidad de lograr una respuesta positiva?
Hay muchos temas en la investigación de lo que pueda estar pasando en los cerebros de personas con TDA/H. Algunos expertos están tratando de identificar qué otros sistemas de redes neurales interactúan con el sistema activador de la corteza cerebral pre-frontal (donde se han localizado ciertas funciones ejecutivas como la atención para regular la activación de esta última red de neuronas que usan dopamina). Así como hay muchas maneras de alterar la percepción del dolor en el cerebro, es posible que se puedan encontrar otros sistemas neurales sobre los que se pueda actuar con otros tipos de medicamentos. No parece ser que la causa del TDA/H esté única y exclusivamente en el proceso de formación de la dopamina. Lo más probable es que otras áreas cerebrales estén involucradas.

 

TRATAMIENTO DEL TDAH ¿ESTAMOS HACIENDO TODO LO NECESARIO?
José J. Bauermeister, PhD (Puerto Rico). Preguntas del público.

Siempre están relacionadas las calificaciones pobres con el TDAH, si hay un niño muy inteligente con buena memoria y saca muy buenas calificaciones pero tiene problemas básicamente conductuales y de atención diagnosticado con TDAH. ¿Debería tomar medicación?
Tendría que tener más información del niño y su colegio. Si los problemas de conducta y atención afectan su autoestima, relación familiar y relación con compañeros entonces se recomendaría tratamiento, con o sin medicación.

¿Usted a qué edad recomienda decirle al niño que tiene el TDAH?
Depende de la edad del niño y otros factores. Lo importante es empezar a hacerlo consciente de sus habilidades y dificultades y de que todos somos diferentes. Discuto esto en el capítulo 19  de mi libro.

¿El trastorno oposicionista desafiante se puede presentar solamente en la casa?
Sí, es muy frecuente.

¿Puede existir el trastorno oposicionista desafiante solo o está relacionado con el TDAH principalmente?
Sí, puede ocurrir solo o coexistir con el TDAH (hasta un 60% de los casos).

¿El trastorno oposicionista desafiante genera agresividad?
Puede estar acompañado con diferentes niveles (leve, moderado, severo) y tipos de agresividad (verbal o física).

¿Se puede presentar el TOD, independiente del TDAH?
Sí, puede ocurrir solo o coexistir con el TDAH (hasta un 60% de los casos).

¿Cuál es el número máximo de niños con TDAH y no más que pueden estar en un aula?
Depende de las características del niño  (p. ej., nivel de severidad, si está en tratamiento) y del colegio (preparación de la profesora, recursos pedagógicos disponibles).

Un niño de 10 años, enfurecido, responde a la madre con la mano, ¿qué hacer?
Recomiendo consultar a un psicólogo o psiquiatra de niños para evaluación o tratamiento.

Muchos maestros sugieren poner a los niños con TDAH en colegios con menos niños, ¿ayuda esto a los niños?
En muchos casos ayuda, pero hay que asegurarse que los profesores de ese colegio estén preparados y que el colegio tenga los recursos para ayudarles. Si no, los problemas podrían continuar ocurriendo en el colegio más pequeño.

¿Qué es una conducta negativista desafiante? (¿límites?)
Se refiere a la presencia de sentimientos negativos y hostiles, unido a un patrón de conducta desafiante, argumentativo y resistente a responder a los pedidos o mandatos de los padres o maestros.

 

LAS RELACIONES AFECTIVAS Y EL TDAH
Psic. Gaby Delgado Paulsen (México). Resumen.

Todo ser humano requiere de afecto para poder tener un desarrollo adecuado, tanto físico, como intelectual y emocional.

La mayoría de los autores que se han dedicado al estudio de las emociones, la psique y las enfermedades mentales, coinciden en que un elemento pre disponente, disparador,  protector o  de riesgo, es el tipo de relaciones afectivas que cada ser humano establece, por supuesto, esto tiene que ver con su percepción de las mismas.

Partiendo de este principio, y siendo lo más claros y concretos posible, partamos que que la percepción del afecto va a contribuir o impactar de manera directa en la formación de la autoestima.

Así que entendamos la autoestima como: “Conjunto de sentimientos y creencias en relación a su valía, capacidad y habilidad para enfrentar y superar retos, para tratar a otros y a sí mismo con respeto”

  • En el caso del TDAH Los hallazgos señalan que las madres de niños con TDAH hacen más comentarios negativos sobre sus hijos y despliegan menos manifestaciones físicas y verbales de afecto.
  • Numerosas investigaciones señalan que el contexto familiar  tiene un papel fundamental en el curso del TDAH, mantienen e incluso amplían la sintomatología de éste en el curso del desarrollo.
  • Los estilos disciplinarios altamente directivos y hostiles –o excesivamente permisivos–, las psicopatologías de los padres y el abuso de drogas, por ejemplo, no facilitan la interiorización de las reglas sociales y se han asociado con una competencia auto regulatoria deficiente en los niños con TDAH .
  • Tienen menos comunicación con sus hijos
  • Hay menor sincronía en las interacciones madre-hijo.
  • La forma en que interactúan los padres con sus hijos hiperactivos en edades preescolares es precursora del desarrollo de dificultades comportamiento experimentado por los niños hiperactivos en edades posteriores.
  •   El estrés y la elevada conflictividad de las interacciones padres-hijos. Produce sentimientos  negativos sobre su paternidad, un impacto negativo en su vida social y un mayor estrés.
  • Se muestran un profundo deterioro  en sentimientos y actitudes de los padres, vida social de la familia, relación de pareja, relaciones con los iguales y hermanos.
  • Los padres de los niños con TDAH confiesan que es más difícil vivir con él y que su presencia influye negativamente en la familia.
  • Las demandas y la naturaleza intrusiva de los niños con TDAH provocan reacciones negativas de los otros miembros de la familia y exacerba las influencias disruptivas sobre la relación  familiar y sobre el funcionamiento psicológico de los padres.

En cuanto a sus relaciones sociales:

  • Se sale menos
  • Se evita llevar amigos a casa o salir con ese hijo
  •  Las relaciones entre los miembros  de la familia extensiva están alteradas
  • Las relaciones entre los hermanos se muestran especialmente afectadas
  •  Las relaciones matrimoniales, ya que provoca conflictos y distanciamiento entre la pareja.

Algunas de las consecuencias son:

  • Mas índices de  enfermedades sexuales
  • Mas divorcios
  • Mayor cambio de parejas
  • Mayor  número de embarazos no deseados
  • Mas perdida de trabajo
  • Mas deserción universitaria
  • Mas uso de substancias (drogas o alcohol)

El objetivo debe ser:

  • No podemos subsanar de inmediato o totalmente su capacidad disminuida para  funcionar perfectamente.
  • Si podemos desarrollar sus buenos sentimientos, creencias saludables acerca de su persona, aspiraciones, habilidades, recursos y talentos

¿Qué hacer?

  • Minimizar el stress
  • Límites y estructura
  • Menú de reforzadores
  • Consecuencias claras
  • Aceptar y comunicar aceptación
  • Aceptar no es aprobar todas sus actuaciones sino verlo y aceptarlo como es
  • Ver y sentir las cosas a través de sus ojos
  • Ser querido por lo que es y no por lo que  quisiéramos que fuera

Algunos factores protectores:

  • Habilidades
  • Destrezas sociales
  • Talentos
  • Apoyo de personas significativas.
  • Educación
  • Recursos económicos
  • Apoyo social
  • Estabilidad familiar
  • Salud mental

 

EL COACHING PARA EL TDAH
Beatriz Duda y Maya Echegaray, coaches de TDAH. Resumen.

El coaching se ha hecho muy conocido últimamente, sobre todo en el ámbito ejecutivo; les contaremos cómo el APDA entró en amores con el coaching, les mostraremos nuestra trayectoria y algunos resultados en la calidad de vida de las personas con TDAH.

Cada año participamos en congresos y ponencias en los Estados Unidos. Hace unos 7 años, buscando un apoyo para las personas con TDAH, conocimos el coaching dirigido a esta población y en general al ámbito educativo. Fue un clic instantáneo y la pregunta que apareció fue: ¿Cómo implementarlo desde nuestra propia realidad, en nuestro país, de manera que muchos se beneficien? Con esta motivación en mente diseñamos un plan de trabajo para su aprendizaje y difusión. Esto implicó primero un proceso de capacitación interna, de mucho esfuerzo e inversión, que se ve replicado hoy en día en nuestra sociedad. Los resultados visibles son las estadísticas globales que siguen a continuación; los resultados intangibles permanecen en las personas que participando en este proceso: siguen mejorando su calidad de vida.

Al 12 de marzo del 2012, se respondió por correo electrónico a 11,918 usuarios de la web; 56 colegios solicitaron capacitación sobre el TDAH para sus maestros (2,671 maestros); 1,983 personas asistieron a los cursos organizadas por el APDA (6 cursos desde el 2003); 680 alumnos universitarios de las facultades de psicología y educación (de distintas universidades; ver en Actividades, web) asistieron a conferencias dictadas por el APDA; 432 padres, psicólogos y maestros participaron de los cursos taller de coaching para el TDAH; 265 coachees trabajaron con el equipo de coaches del APDA; se realizaron 683 sesiones informativas individuales y familiares; asesoramos 27 de tesis a estudiantes de educación y psicología; se publicaron 27 boletines electrónicos gratuitos y 7 libros; tuvimos 24 invitaciones a programas de radio y TV peruanas, y 28 reportajes en periódicos y revistas; 630 padres de familia, profesores y psicólogos fueron capacitados en Lima y en provincias; 247 padres de familia, profesores y psicólogos fueron capacitados en conferencias a las que nos han invitado en el extranjero; hemos tenido 45 alumnos en el curso de especialización en coaching para el TDAH, que dura un año.

En gran medida, la fórmula utilizada para lograr lo anteriormente descrito ha sido y sigue siendo: MOTIVACIÓN + ACCIÓN = CAMBIO. Confirmamos día a día su eficacia tanto en nuestro trabajo de oficina como en nuestro rol de coaches. Sin motivación no avanza la rueda; por ello el primer escalón a subir con el coachee es el de la reflexión para llegar al auto conocimiento sobre su propio potencial y plasticidad cerebral, su realidad deseada, identificación de dificultades, etcétera.

Con la motivación en mano, recién podemos hablar de acciones concretas relacionadas con el manejo de funciones ejecutivas (organización, esfuerzo sostenido, manejo del tiempo, de las emociones, etc.). Se trata aquí de ayudar a la persona a realizar una limpieza de interferencias de modo que logre alcanzar la meta propuesta. Ya trabajada la conciencia, se desarrolla el compromiso.

Parte del trabajo hacia el cambio es el trabajo de la flexibilidad, de permitirse cambiar de lentes para ver la realidad de otra forma. El proceso de coaching es un aprendizaje, sobre uno mismo y sobre estrategias para caminar hacia el cambio deseado.

Otro elemento principal, que no forma parte de la fórmula explícitamente pero ha estado presente en nuestro crecimiento como asociación y como personas ha sido el amor. Amor a nuestros hijos y a nuestras familias, que nos ha impulsado a difundir el coaching (de TDAH y educativo) y nos ha permitido conocer a muchas personas extraordinarias.

Estamos seguras de que la fuerza que mueve a toda acción es el valor que encontramos detrás de la motivación; y ello permite que en algunos casos no solo se de un cambio, sino que se den varios cambios que lleven a una transformación (llamada por nosotras TransformAcción).

Motivación que lleva a la acción para el cambio = TransformAcción

 

MESA REDONDA: ENFOQUE INTERDISCIPLINARIO DEL TDAH
Directora Mercedes García de Valenzuela. Preguntas del público.

¿Un niño con TDAH debe ser matriculado en el colegio como niño de inclusión?
La inclusión está prevista para niños con discapacidad. Un niño con TDAH  no es un niño con discapacidad y puede aprender todo en las edades correspondientes. Lo que sí se necesita es un enfoque educativo abierto a atender las necesidades diferentes de los alumnos para que se le pueda dar los soportes para mantener su atención, a veces algo más de tiempo y acompañamiento.

¿Cómo controlar en el aula al adolescente con problemas de TDAH?
Es importante haber hecho un trabajo previo desde la infancia; si no, se requerirá de mayor esfuerzo y paciencia. Una buena base la da una autoestima adecuada para que el adolescente no tenga una necesidad exagerada de llamar la atención; los adultos podemos colaborar evitando escandalizarnos, mucho menos humillarlo por sus dificultades; prudencia y privacidad serán necesarias. Asimismo, será necesario trabajar mucho con su organización y voluntad, estableciendo metas y estrategias gradualmente, a las que se les debe hacer el seguimiento, con el necesario refuerzo positivo.

¿Qué puede hacer una auxiliar en el aula cuando un niño de 5 años interrumpe el trabajo que está haciendo?
Si ya se puede prever la situación, es más fácil. Una manera es estar cerca, contenerlo con cariño, darle ideas de cómo participar, modelar su conducta, motivarlo para perseverar, darle roles especiales, darle opciones para elegir qué hacer y que algunas opciones supongan movimiento, hacer señas a la profesora para que lo llame a participar o refuerce sus logros, entre otras.

¿Cómo las profesoras podemos controlar a un niño con TDAH y que su mamá que es profesora no acepte que él tiene TDAH?
Lo que piense su mamá no nos da ni nos quita opciones de intervenir en el aula. Sin necesidad de diagnosticar a un niño, uno debe intervenir para ayudarlo a regular su conducta y rendimiento. De hecho hay muchos chicos que no tienen TDAH y que necesitan varias de las estrategias para concentrarse, organizarse, autorregularse, etc.

Otro tema es cómo abordar el problema integral del niño. Ahí sí necesitamos el concurso de los padres. Hay que ser pacientes y cariñosos también con los padres. Si ellos ven que estamos trabajando por el bien del niño, poco a poco serán más receptivos a la evaluación que hacemos de su situación y oirán nuestras recomendaciones. Hay que recordar que nosotros (profesores) no diagnosticamos, podemos ver indicios y sugerir la evaluación de un profesional y hasta de varios para que los papás tengan la oportunidad de despejar todas sus dudas. Los papás temen que se etiquete a sus hijos o que se les recomiende tratamientos con los que no se sienten cómodos; nuestras orientaciones deben ser cautas en estos sentidos.

¿Cuál es el rol / responsabilidad del colegio como institución en la ayuda del manejo del TDAH?
Como con cualquier dificultad de un niño, el colegio asume varias responsabilidades. La primera es contribuir a que se llegue a un diagnóstico adecuado, dando la información y orientación necesaria a los padres y especialistas. La segunda y más importante es tener estrategias institucionales para atender las necesidades específicas para que no dependa solo de la buena voluntad de unos profesores. La tercera es brindar un ambiente de respeto y de confianza para el niño se sienta acogido y nunca menospreciado. Debe estar claro para todos que ese niño puede y debe aprender, como todos los demás, solo que sus medios y tiempos podrán ser algo distintos; en otras palabras debe haber un compromiso claro con él y su aprendizaje.

 

MESA REDONDA: ENFOQUE INTERDISCIPLINARIO DEL TDAH
Psic. Romy Elías. Preguntas del público.

¿Cómo manejar las relaciones hostiles entre hermanos (de 16 años) en los casos de un niño de 13 años con TDAH? ¿Pelean siempre, o disminuyen y critican siempre?
Llevarlos a la reflexión en términos de hacerle ver cómo se siente el que es minimizado o criticado es importante. En estos casos se tiene que revisar cuánta atención ha recibido el niño con TDAH a diferencia de su hermano, ya que suele suceder que los padres sin querer se centran en la problemática del TDAH y dejan de lado a los otros hijos. Es muy común que como forma de demostrar su descontento ante esta situación, el hermano sin trastorno moleste. Pero, en el fondo lo único que está buscando con esto es tener atención del ambiente que lo rodea. Si persiste la situación, es bueno recurrir a ayuda terapéutica.

¿Cómo evitar las consecuencias (divorcios, drogas, etc.)? Entiendo que se debe apelar al aspecto cognitivo para que “entienda” lo que “no” debe hacer. ¿Cuál es su opinión de cómo evitarlo?
Recordemos que una persona con TDAH entiende todo. Aunque no parezca, es un niño generalmente más sensible y perceptivo; por lo tanto la mejor estrategia en el caso de drogas es la misma que con cualquier otra persona: es enseñarle a decir NO en los momentos precisos en que el grupo ejerza presión social. Si desde pequeño se genera con límites conductuales, un NO claro a situaciones cotidianas (quiero decir, desde muy chiquito al niño se le deben poner reglas y límites) ayudará a desarrollar el autocontrol y luego la autocensura. En cualquier situación de crisis (divorcios, muertes, etc.) la mejor herramienta para neutralizar la situación es hablar claramente de lo que pasa, enseñar al niño a demostrar sus emociones (se le debe enseñar que sentir pena   no es malo), generar el diálogo para que se puedan hacer preguntas; y cualquiera que fuera el caso, reforzar su autoestima y capacidad de resolución de problemas lo ayudan a saber actuar de manera correcta.

¿Cómo corregir a un niño oposicionista desafiante, que constantemente reincide en las mismas faltas?
Lo primero que se debe hacer es analizar la conducta: qué la antecede y sobre todo qué situaciones o personas la están reforzando. Una vez descubiertas estas variables, se debe hacer un registro de todas las conductas desafiantes y a partir de estas, seleccionar las más fáciles a modificar. Empecemos por 1 ó 2, una vez seleccionadas decidir qué estrategias de modificación serán usadas (ignorar, tiempo fuera, redirigir la conducta, etc.). Es imprescindible ser absolutamente consistente y coherente.

Es importante revisar si la persona encargada de la modificación se la pasa amenazando, pero no cumpliendo con lo que dice; por lo tanto el niño adquiere un patrón de conducta en que no solo aprende también a amenazar, sino que aprende a que realmente sus conductas no van a tener las consecuencias, por lo que las reglas pierden credibilidad.

¿Qué tanto debemos exigir a un niño con TDAH en el colegio, con las tareas?
Se debe revisar varios aspectos:

  • Si necesita la medicación, ¿la toma tal cual le fue indicada?
  • ¿Está recibiendo ayuda terapéutica que le generen estrategias para manejar su propio déficit?
  • ¿El niño entiende las instrucciones que las tareas le generan? ¿Sabe cómo desarrollarla? ¿Tiene el ambiente apropiado para poder realizarlas?
  • ¿El colegio le genera variables que lo ayudan a manejar el trastorno?

Si tomamos en cuenta todo lo anterior, al niño con TDAH se le debe exigir; pero con amor, mucha paciencia y considerando que muchas de las cosas que no hace no es por “dejado” sino porque pospone, no focaliza, y le es difícil discriminar lo relevante de lo irrelevante. Es importante señalar que el niño/adolescente con TDAH necesita más supervisión que el que no lo tiene; por lo tanto la tarea de los padres es “acompañarlo en el proceso de la ejecución de tareas”, mas no realizar la tarea por él.

¿Cómo afectan los juegos electrónicos, tablets o teléfonos a los chicos con TDAH?
Cualquier tipo de juego electrónico, teléfono, etc., sin control de horario afecta a cualquier niño, tenga o no TDAH. Si es utilizado con mesura, con tiempos establecidos y reglas claras, podría  ayudarlo para entrenar su autocontrol. Tiene hora de inicio y hora final, debe de generar la conducta de “esperar” a que se pueda jugar en un horario establecido y podría ayudar a entrenar la frustración y el temor al fracaso. Obvio, vuelvo a hacer hincapié en que todo lo anterior es beneficioso si se cumplen reglas claras.

¿Qué tan efectiva es la terapia Aucouturier en niños con hiperactividad de 3 y 4 años?
Realmente no conozco a fondo el método Aucouturier. Mi impresión es que lo ayuda a generar mecanismos de auotocontrol. Si debo de pensar en otras terapias, bajo mi punto de vista la terapia Sensorio-Motriz es altamente beneficiosa en niños de esa edad.

¿Qué poder hacer cuando el niño no se deja ayudar por sus padres o profesores particulares para que estudie y dice no no no no lo voy a hacer (es negativista desafiante)?
En este caso recurrir al coaching es muy efectivo porque este trabaja bajo la perspectiva de la motivación. Especialmente en adolescentes, el coaching lo ayuda a reconocer sus problemas y manejar el beneficio del cambio.

Desde el punto de vista cognitivo, hay que revisar qué esquemas de fondo lo llevan a tanta oposición; normalmente tiene que ver con mucha frustración y una visión de sí mismo en que el fracaso tiñe su percepción. Por lo tanto, es un chico que no confía en sí mismo y cuya herramienta  (el desafío) es la que lo aleja de corroborar y enfrentar este fracaso.

En el caso del TDAH más oposicionismo ¿cómo afecta un manejo autoritario y casi militar de los padres?  ¿Cómo apoyarlos? No aceptan intromisiones.
En  ningún caso el trato autoritario, casi militar es bueno. Los padres autoritarios solo generan modelos de  conducta desafiantes, en el que el grito y el temor parece ser el método correcto y realmente lo único que está enseñando a su hijo es a manejarse así frente a un conflicto con lo cual se refuerza más el oposicionismo.

Al niño oposicionista se le deben poner reglas muy claras, rutinas y horarios, así como consecuencias que son previamente advertidas. Pero se le debe REFORZAR muchísimo desde el punto de vista afectivo porque es un niño que de fondo cree que “todos están contra él”. Cuando se rebela ante los padres, en realidad no se está oponiendo a la figura paterna como tal sino a la regla que se le impone. Básicamente este niño desea hacer las cosas a su forma, es rígido de pensamiento, cree que si no se hace lo que él quiere lo están atacando; por lo tanto, personaliza y se siente agredido.

Si sus padres se toman el tiempo de explicarle lo que esperan de él, anticipar en todas las circunstancias cuál es la conducta positiva que debe realizar y se refuerza positivamente los PEQUEÑOS logros, se irá acercando a doblegar el oposicionismo. Es muy importante que en los momentos de tranquilidad el niño escuche cuánto lo quieren, lo orgullosos que sus padres están de su conducta, y generar un vínculo afectivo en el que se exprese amor.

¿Qué opinión tiene de la terapia psicoterapia psicoanalítica para niños de 8 años con déficit de atención?
Desde el punto de vista del manejo de la autoestima, autoeficacia y desarrollo de un buen autoconcepto, en general cualquier terapia realizada por un especialista y con objetivos claros debería ser efectiva. Hay escuelas psicológicas que pueden tomar algo más de tiempo, pero en todas el reto principal es manejar emociones positivas para crear una nueva visión del niño hacía sí mismo, y de los padres como referentes de este niño. El diálogo interno que este niño debe de tener es de aceptación y una autoevaluación que lo haga sentirse valioso, resiliente y capaz.

¿Qué hacer cuando un niño de 10 años tiene mucha brusquedad, violencia, si la mamá le llama la atención fuerte levanta la mano?
La madre debe hacer un manejo basado en la calma. Si ella responde del mismo modo, no está creando nuevas formas de respuesta ante el manejo de la ira que su hijo siente. Mi opinión es que esa madre debe de retirarse del ambiente en que se encuentra, ignorar los gritos, insultos, ademanes de levantar la mano, etc., que el niño haga, esperar a que él se calme. Una vez que esto sucede se apela a dos estrategias:

  1. Hacerle saber lo triste que ella se siente por la forma en que se comporta y lo mucho que le duele esa conducta de violencia, pero sin victimizarse.
  2. Hacerle ver que si ella le pide algo no es por fastidiarlo, por incomodarlo, etc., sino porque debe cumplir con ciertas reglas específicas (que deben estar bien establecidas). Muchas veces ayuda escribir 4 ó 5 reglas claras y concisas, y ponérselas a la vista para que el niño recuerde lo que debe de hacer. Por ejemplo:
  3. Llegas del colegio y te cambias el uniforme.
  4. Descansas hasta las… (se marca una hora).
  5. Empiezas tus tareas a las… (se marca 1 hora).
  6. Terminas tus tareas y guardas todos tus libros y cuadernos en tu mochila.

Es importante notar que cada cosa es específica, no utilizar expresiones como “obedecer” o “portarse bien” ya que son muy generales. Cada niño necesita entender claramente qué comportamiento se espera de él. Una vez más, señalar que se debe reforzar las conductas positivas.

En algunos casos trabajar un sistema de Economía de Fichas puede servir para lograr la conducta objetivo, y así, se evita estar siendo repetitiva y llamar la atención permanentemente.

¿Qué técnicas recomiendan para que un adulto con TDAH pueda concentrarse mejor en sus estudios/trabajo?
La principal técnica es focalizar qué es lo que quiere lograr y marcar los pasos a seguir que lo lleven a realizar su objetivo. Las autoinstrucciones son súper importantes pues dirigen la conducta.

Asimismo, utilizar todo tipo de elementos como agendas o aparatos electrónicos donde se apunte lo que se tiene que hacer. Por otro lado, tener claro que la conducta de posponer es su peor enemigo. Por lo tanto, se debe ejecutar y  culminar. Finalmente, ser un claro observador de  los procesos que lo llevan a tener logros positivos: autoreforzarse por ellos.

 

NOTICIAS Y ENLACES

Curso de especialización en Coaching para el TDAH
En este curso de especialización se estudia el coaching como práctica terapéutica, el TDAH y otros trastornos comórbidos. Los egresados contarán con una certificación del APDA y del Ministerio de Educación, a través de la UGEL correspondiente. Se inicia el jueves 21 de marzo y tiene un año de duración. Para mayor información escribir a: beatrizdudam@gmail.com y apda@deficitdeatencionperu.com o llamar al 980-090-855.


Presentación de libro del Dr. Armando Filomeno
El 22 de noviembre, en el Centro Cultural Honorio Delgado, se presentó el libro “Del Archivo de la Memoria: reminiscencias y anécdotas II”, editado por el Centro Editorial de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Enlace a la carátula e índice del libro y a los lugares de venta:
http://deficitdeatencionperu.com/del-archivo-de-la-memoria-reminiscencias-y-anecdotas-ii.html


Curso taller de herramientas del coaching para padres y maestros
Este curso taller está dirigido a padres de familia, profesionales y a todo público interesado en aprender sobre el TDAH y el manejo del mismo en las diferentes edades, con el objetivo de ayudar a las personas a organizarse, focalizarse y emprender metas con mejores posibilidades de alcanzarlas.


Taller de coaching para niños
El taller de coaching grupal está diseñado para niños de 8 a 12 años, y adolescentes. En este espacio se aprende a manejar algunas conductas, de modo que su escolaridad, vida familiar y social pueda ser más tranquila y productiva.Los temas a tratar son: organización, esfuerzo sostenido, manejo de las emociones, manejo del tiempo.Para mayor información comunicarse con Sheila Moody (996-753-419; smoodyv@gmail.com).


2º Curso Internacional de TDAH: 10 años por una vida con atención
Realizado el 2 de junio del 2012 en el Auditorio del Colegio Alexander Von Humboldt, Miraflores, Lima. Enlace a la galería fotográficas
http://apda-deficitdeatencionperu.blogspot.com/2012/12/2-curso-internacional-10-anos-por-una.html


I Curso Taller en Arequipa: el TDAH en nuestros hijos y alumnos
Realizado el 8 de setiembre del 2012 en el Auditorio William Morris de la Universidad Católica Santa María. Enlace a las fotos:
http://apda-deficitdeatencionperu.blogspot.com/2012/12/i-curso-taller-en-arequipa-el-tdah-en.html

 

Próxima publicación de la tercera edición del folleto Estrategias para el aula
Habiéndose agotado la segunda edición, próximamente aparecerá la tercera edición de este folleto, de gran demanda entre padres, maestros y colegios. La información aparecerá en la sección “Libros” de esta página web.

 

Algunas publicaciones del Dr. Armando Filomeno sobre el Síndrome de Tourette y trastornos asociados

– Tres tópicos de neuropsiquiatría pediátrica: El TDAH, el Síndrome de Tourette y los Trastornos del Espectro Autista. Revista Diagnóstico. 2007:
http://www.fihu-diagnostico.org.pe/revista/numeros/2007/jul-set/134-136.html

– El paciente con TDAH y síndrome de Tourette. Revista Terremotos y Soñadores. Buenos Aires. 2004:
http://deficitdeatencionperu.com/el-paciente-con-tdah-y-sindrome-de-tourette.html

– La neropsiquiatría pediátrica. Revista Peruana de Neurologia. 2007:
http://sisbib.unmsm.edu.pe/BVRevistas/neurologia/v10_n1/pdf/a04.pdf

– Entrevista en publicación de la Universidad de Rochester. 2007:
http://deficitdeatencionperu.com/rochester.html

– La Asociación Síndrome de Tourette del Perú  y  Mi encuentro personal con Oliver Sacks (Armando Filomeno, libro Del Baúl de los Recuerdos. Universidad Cayetano Heredia. 2010). Enlace.

– El Síndrome de Tourette y el Síndrome de Asperger: dos historias paralelas, Jim Leckman y el curso de Tourette del año 2002 y Oliver Sacks en Lima (Armando Filomeno, libro Del Archivo de la Memoria. Universidad Cayetano Heredia. 2012). Enlace.

– Armando Filomeno. Libro El niño con déficit de atención o hiperactividad. Universidad Cayetano Heredia. Segunda edición. 2009. Enlace.


Algunas actividades con la Asociación Síndrome de Tourette del Perú (ASTP)

– Curso Internacional Síndrome de Tourette y patología asociada (2002):
http://deficitdeatencionperu.com/programa-del-curso-internacional.html

– Seminario Internacional Síndromes de Tourette y Asperger (2006)
http://deficitdeatencionperu.com/seminario-internacional-sindromes-de-tourette-y-asperger.html